CUIDADO DEL CAMPO.

 

Bunkers.

Antes de abandonar un bunker, los jugadores deberían arreglar y alisar todos los agujeros y pisadas que han hecho ellos y cualquier otro próximo hecho por otros. Si hay algún rastrillo razonablemente próximo al bunker deberla usarse para ese fin.

 

Reparación de Chuletas, Marcas de Bola y Daños Hechos por Zapatos.

Los jugadores deberían reparar cuidadosamente las chuletas hechas por ellos mismos y cualquier otro daño hecho al green por el impacto de una bola (esté o no hecho por el mismo jugador). A la terminación del hoyo por todos los jugadores del grupo, los daños causados al green por los zapatos de golf deberían ser reparados.

 

Prevención de Daño Innecesario.

Los jugadores deberían evitar causar daño al campo por arrancar chuletas al realizar swings de práctica o por golpear la cabeza de un palo contra el suelo, sea por enfado o por cualquier otra razón.

Los jugadores deberían asegurarse de que no se produce daño al green al apoyar las bolsas o colocar la bandera.

Con el fin de evitar daños al agujero, los jugadores y caddies no deberían situarse demasiado cerca del agujero, y deberían actuar con cuidado durante el manejo de la bandera y al sacar una bola del agujero. No deberla usarse la cabeza de un palo para sacar una bola del agujero.

Los jugadores no deberían apoyarse sobre sus palos cuando están sobre el green, particularmente al sacar la bola del agujero.

La bandera deberla ser repuesta correctamente en el agujero antes de que los jugadores abandonen el green.

La Información Local regulando el movimiento de los carros de golf deberla ser estrictamente observada.

 

CONCLUSIÓN; PENALIZACIONES POR INFRACCIÓN.

 

Si los jugadores siguen las directrices de esta sección, harán el juego más agradable para todos.

Si un jugador hace caso omiso sistemáticamente de estas directrices durante una vuelta o durante un periodo de tiempo en detrimento de otros, se recomienda que el Comité considere tomar una acción disciplinaria apropiada contra el jugador infractor. Tal acción puede, por ejemplo, incluir la prohibición durante un tiempo limitado de jugar en el campo o en un cierto número de competiciones.

Esto se considera justificado como forma de proteger los intereses de la mayoría de los golfistas que desean jugar de acuerdo con estas directrices. En el caso de una grave infracción de la etiqueta, el Comité puede descalificar a un jugador bajo la Regla 33-7.