LOS PRINCIPIOS DETRS DE LAS REGLAS DE GOLF

Richard S.Tufts

 

 

ESTE PEQUEO TRABAJO ES RESPETUOSAMENTE DEDICADO A:

 

TODOS LOS AMANTES DEL JUEGO DEL GOLF

 

PIDIENDO DISCULPAS POR EL HECHO DE QUE ES ALGO DURO Y

LA ADVERTENCIA DE QUE PRETENDE EDUCARLOS, NO ENTRETENERLOS.

 

 

CONTENIDOS

 

 

A MODO DE INTRODUCCIN

 

1.     DEBE HABER UN PROPSITO

2.     DJENOS SUGERIR

3.     UNAS PALABRAS DE ADVERTENCIA

4.     LOS PRINCIPIOS DEL GOLF

 

 

LOS DOS GRANDES PRINCIPIOS DEL GOLF

 

5.     JUEGA EL CAMPO COMO LO ENCUENTRES

6.     DESDE EL TEE HASTA EL AGUJERO

7.     ESTO ES GOLF

 

 

LOS PRINCPIOS OPERATIVOS

 

8.     TODO EL GOLF SE DIVIDE EN DOS PARTES

9.     CMO VA LA BATALLA?

10. CUANDO LO HACEMOS MAL

11. LAS ESCALAS DE JUSTICIA

12. MI FIEL ASOCIADO

13. COSAS INJUSTAS

14. SOLO TE TIENES A TI MISMO

15. LAS VUELTAS DESIGNADAS

16. EN TIEMPOS DE PROBLEMAS

17. PARA CONSUMO LOCAL

 

 

ALGUNOS COMENTARIOS GENERALES

 

18. EL NOBLE EXPERIMENTO

19. PUNTADAS SUELTAS

20. REVISIN ALEATORIA

21. JUEGA

 

 

 

A MODO DE INTRODUCCIN

 

 

 

1.               DEBE HABER UN PROPSITO

 

Es desde luego desafortunado que, en un juego tan apasionante como el golf, el apreciar las Reglas bajo las que se juega el juego sea la excepcin ms que la norma. Incluso una modesta comprensin de las Reglas puede mejorar en gran medida el placer que se deriva del deporte. Es ms, es difcil entender cmo es posible convertirse en un devoto del golf sin al menos comenzar a preguntarse sobre el cdigo que regula el juego.

 

Para estar seguros el lenguaje de las Reglas es seco y preciso, debe serlo. La comprensin de las Reglas exige una lectura cuidadosa y difcilmente pueden ser ledas por encima en una sola sesin. Sin embargo, para aquellos que hacen el esfuerzo, la recompensa es grande. Las Reglas de Golf son, en efecto, un cdigo hermosamente equilibrado, rico en lgica, drama y las tradiciones de un gran deporte.

 

El propsito de este breve trabajo es dotar de un poco de vida a los secos huesos de las Reglas con la esperanza de que puedan convertirse en un agradable compaero en el disfrute del juego.

 

 

 

2.               DJENOS SUGERIR

 

Se han insertado en el texto, entre corchetes, frecuentes referencias a las Reglas. Lo que sigue puede tener muy poco valor para el lector salvo que se tome el tiempo de ir a su libro de Reglas y leer cada referencia cuidadosamente1. Hay varias razones por las que esto es necesario.

 

Primero, el propsito de este trabajo es servir como una gua de las Reglas y, salvo que se haga completo uso de las referencias a las Reglas incluidas en el texto, el lector nunca ser capaz de desarrollar una fuerte asociacin entre las materias que se discuten y las varias Reglas a las que se aplican.

No se ha hecho ningn esfuerzo en el texto para dar cuenta en su totalidad del funcionamiento de las varias Reglas que se discuten. Haberlo hecho habra sido incmodo. Adems, el libro de Reglas cubre las Reglas tan completamente y explcitamente como su funcionamiento y explicacin puede ser descrito. En cualquier discusin de Reglas es siempre mejor referirse a las propias Reglas. Incluso aquellos que confan en su familiaridad con lo que provee una Regla en particular pueden sorprenderse con los descubrimientos que hacen cuando la leen detenidamente.

 

Finalmente, no hay forma ms difcil de familiarizarse con el libro de Reglas que empezar por el principio y continuar todo seguido hasta el final. Al ir saltando de una a otra en una visita guiada, como si dijramos, el lector obtendr una mucho ms completa comprensin de las Reglas y al mismo tiempo aprender cmo encontrar su camino en el libro cuando est buscando las respuestas para su problema de Reglas.

 

1 NOTA: Las referencias al texto son a las reglas de 2008, tal y como las edit la USGA

 

 

 

3. UNAS PALABRAS DE ADVERTENCIA

 

No sera correcto permitir al lector aventurarse ms all de la portada del libro de reglas sin haberle advertido antes del alcance y complejidad de la materia que va a estudiar. No hay otro juego como el golf.

 

La mayora de los juegos de exterior baseball, ftbol, hockey, tenis, por ejemplo se llevan a cabo en unos campos de juego bien definidos, en el que las condiciones son prcticamente duplicadas sea donde sea que se juegue ese deporte en particular. El nico standard comn para el golf es el tamao del agujero, 4,25 pulgadas [Definiciones: Agujero] y quizs tambin el nmero de hoyos, 18, que constituye una vuelta estipulada [Definiciones: Vuelta Estipulada]. Aparte de eso es difcil imaginar la tremenda variedad de condiciones, objetos y circunstancias con las que las Reglas de Golf tienen que tratar en su aplicacin a todo lo largo del mundo del juego del golf.

 

No slo se distingue el golf por la falta de standards y la superabundancia de condiciones bajo las que se juega sino que no hay otro juego que se pueda jugar en tal variedad de formas. En la mayora de los deportes, el mtodo de juego y el nmero en un bando son fijos, mientras que los juegos de golf pueden ser jugados por hoyos o por golpes, o con bandos constituidos como individuales, foursomes o cuatro bolas [Definiciones: Bando y partidos].

 

El golf es un juego complejo, y debemos anticipar que las Reglas reflejarn este hecho.

 

 

 

4. LOS PRINCIPIOS DEL GOLF

 

Cmo, entonces, es posible dotar de una comprensin de las Reglas a aquellos incapaces o no deseosos de dedicar largas horas a su estudio? Cmo podemos humanizar una materia que es, admitmoslo, compleja y pedante? Cmo pueden las fras Reglas ser hechas para que parezcan parte y parcela de un juego clido como el golf?

Afortunadamente hay una forma. Recorriendo las Reglas hay principios subyacentes que, como las barras de acero que estn por dentro de la superficie de los pilares de hormign, sirven para unir el material frgil y darle fuerza. A pesar de que estos principios son raramente referidos especficamente en las Reglas, son bien reconocidos por todos aquellos que trabajan con las Reglas y pueden servir excelentemente como una gua, no slo al trabajar con las Reglas, sino tambin para empezar a familiarizarse con ellas.

 

Estos principios bsicos son, afortunadamente, simples, lgicos, prcticos y expresivos. Mediante su reconocimiento y su aplicacin a Reglas especficas es posible dar calor y comprensin a la austeridad y complejidad de las Reglas. El nico aviso serio que debe hacerse es que estos principios nunca pueden convertirse en un sustituto adecuado de las propias Reglas. La ms exacta redaccin descriptiva de las Reglas es esencial para dotar de respuestas adecuadas a las muchas cuestiones complicadas que surgen en el desarrollo del juego.

 

Ya que el propsito de este trabajo se limita al desarrollo y estudio de estos principios, no puede ser usado como un sustituto del libro de Reglas, ni debera ser usado como un libro de referencia. El nico propsito de su preparacin ha sido proveer una introduccin a las reglas de Golf y una amplia y general comprensin de stas. La mejor manera de conseguir esto es seguir el hilo de cada principio separadamente mientras navega a todo lo largo del libro de Reglas.

 

 

 

LOS DOS GRANDES PRINCIPIOS DEL GOLF

 

 

5. JUEGA EL CAMPO COMO LO ENCUENTRES

 

Si hay un principio ms bsico que cualquiera del resto debe ser que juegues el campo como lo encuentres [Definiciones: Campo]. Esto simplemente significa que el jugador debe aceptar las condiciones que se encuentra durante el juego y que no puede alterarlas para acomodarlas a su conveniencia.

Este principio se establece por primera vez bajo la Regla 13-1, pero es la Regla que sigue, la Regla 13-2, la que ancla firmemente el hecho de que el suelo y todo lo que crece o est fijo en l es parte del reposo del jugador y no debe ser movido. Desafortunadamente no hay ninguna regla en el libro que sea violada ms frecuentemente y si este trabajo no lleva al lector ms all de la lectura cuidadosa de la Regla 13-2, ya habr servido a un propsito til.

 

El objeto de esta Regla es obvio. Una de las grandes caractersticas del Golf es que prueba la habilidad del jugador para ejecutar un gran abanico de golpes bajo una aperplejante variedad de condiciones. El golf dejara de ser un juego de habilidad si se permitiese a los jugadores obtener las mejores condiciones a afrontar mediante su eliminacin, en lugar de afrontarlas mediante la experta ejecucin de su golpe.

 

El golf, como la vida, est lleno de golpes. Es un juego de oportunidades, siendo una de sus cosas fascinantes el modo en que la bola bota. Ser capaz de aceptar estos golpes y a pesar de ello seguir jugando tu juego ha sido siempre una de las pruebas del verdadero campen, una prueba que es ms importante cumplir satisfactoriamente que en ningn otro deporte. La aceptacin de las condiciones que el jugador encuentra en el campo es, por tanto, una parte vital del juego.

 

La Regla 13-2 se debe tomar literalmente. Cuando la regla prohibe que el jugador mejore o permita que sean mejoradas irregularidades de la superficie, significa exactamente eso. Es tanta violacin de las Reglas de Golf apoyar tu palo en un rea arenoso en la calle como lo es en un bunker, si al hacerlo se mejora el reposo de tu bola. De hecho, esa parte de la Regla que cubre las circunstancias de una bola que reposa en o toca un obstculo [Regla 13-4], podra estar cubierta igualmente por la Regla 13-2. Ambas Reglas estn en el libro con el mismo propsito, que es asegurarse de que el jugador juega el campo como lo encuentra.

 

Otras partes de la Regla 13-2 son igualmente rgidas. La hierba no debe ser doblada en el acto de preparar el golpe. El principio de jugar el campo como lo encuentres se extiende para cubrir ms que simplemente el reposo de la bola. La prohibicin cubre cualquier cosa en la lnea a travs de la cual la bola puede desplazarse razonablemente [Definiciones: Lnea de Juego]. Las reglas incluso dejan claro que el jugador debe tomar su colocacin en el campo tal y como lo encuentra [Regla 13-3].

Un mayor apoyo a este principio se encuentra en las reglas especiales que cubren reposos en o tocando obstculos [Regla 13-4] y la lnea de putt en el putting green [Regla 16-1a y 1c]. En la Regla 16-1a y 1c el principio de no ajustar/arreglar nada (excepto los piques de bola y antiguos agujeros) en la lnea a travs de la cual la bola puede desplazarse en el putting green [Definiciones: Lnea de putt] es de nuevo cubierto especficamente.

 

El lector habr notado que la parte final del primer prrafo de la Regla 13-2 prev varias excepciones al principio que la regla establece. El jugador puede mover cosas para poder adoptar su colocacin, pero el uso de la palabra limpiamente restringe ese doblar y romper a esas cosas que interfieren con el acto de colocarse en una posicin tan normal como las circunstancias lo permitan para jugar su golpe, y cualquier accin no razonable hecha con el propsito de quitar algo que pudiera interferir con su golpe est, por supuesto, completamente prohibida. Tambin, el jugador no estar penalizado si las cosas se mueven o se rompen en la ejecucin del movimiento con el que da su golpe [Definiciones: golpe], pero esta excepcin no cubre acciones causadas por movimientos (waggle) preliminares, swings de prctica o el indiscriminado movimiento del palo antes de dar el golpe.

El carcter de las excepciones por tanto sirve slo para reforzar el principio. Obviamente si quiera realizar algn progreso, se le debe permitir colocarse y pegarle a su bola. Puede ser dicho, por consiguiente, que fundamentalmente las Reglas no permiten ninguna separacin de este principio.

 

En conexin con la afirmacin positiva anterior, es necesario reconocer que las Reglas garantizan lo que a priori pueden parecer como ciertas excepciones adicionales al principio de jugar el campo como lo encuentres. Sin embargo, todas estas circunstancias aadidas no son en realidad excepciones al principio; forman parte de la naturaleza de garantizar alivio de una parte del campo que no est en condiciones adecuadas [Regla 25 Condiciones Anormales del Terreno] o de objetos que no son parte del campo o que, si estn unidos al campo, no son una parte correcta del l [Rega 24 Obstrucciones].

Este tipo de alivio se considera en el captulo 13. Se incluyen agua accidental, terreno en reparacin, piques de bola en el green, objetos que no estn unidos al campo y tales obstrucciones inamovibles como los refugios de lluvia o caminos de buggy. Se han insertado aqu referencias a estas materias debido a su estrecha relacin con el principio que estamos tratando.

 

De todos los principios bsicos, el jugar el campo como se encuentre es ciertamente uno de los ms sagrados y aquellos que lo violan difcilmente pueden haber adquirido una comprensin o aprecio hacia el juego.

 

 

 

6. DESDE EL TEE HASTA EL AGUJERO

 

El segundo gran principio del golf es que pones la bola en juego al comienzo del hoyo, juegas slo tu bola y no la tocas hasta que la levantas del agujero. [Definiciones: Bola en juego y Lugar de salida] Para indicar la importancia de este principio, la Regla que la cubre ha sido puesta en primer lugar en el libro de Reglas [Regla 1-1].

 

El principal propsito de las Reglas, las definiciones y aquellas reglas locales que estn en vigor es informar al jugador sobre la forma en la que ha de cumplir con este principio, en el proceso de mover la bola desde el tee hasta el agujero. Por ejemplo, no puede tocar la bola a propsito [Regla 18-2] y debe golpearla [Regla 14-1] usando un nmero limitado de palos [Regla 4-4] con un diseo autorizado [Regla 4-1 y Apndice II].

La confirmacin del principio es libremente provista en la regla con las muchas situaciones donde se invocan penalizaciones por violaciones del principio. Por ejemplo, un jugador debe embocar con la bola jugada desde el lugar de salida [Regla 15-1] y hay penalizacin si juegas otra bola que no sea la tuya [Reglas 15-2, 15-3, 30-3c y 31-5]. Como proteccin contra tal desastre, se aconseja al jugador que ponga una marca en su bola [Regla 6-5] y se le permite tocar su bola para levantarla con el propsito de identificarla [Regla 12-2].

 

Otra regla que restringe al jugador a jugar la bola que ha puesto en juego en el lugar de salida tiene que ver con la prctica [Regla 7-2]. El jugador no se puede preparar para los golpes que va a jugar practicando durante el juego del hoyo y no puede practicar desde un obstculo entre el juego de dos hoyos o en o hacia los greenes del campo salvo el ltimo jugado [Regla 7-2] o si de otra manera causa demora indebida [regla 6-7]. La prctica permitida entre el juego de dos hoyos cubre practicar el putt o chipear tras haber embocado y demora en el juego incluye tanto el retraso que tal prctica pueda causar en el comienzo del siguiente hoyo como el retener al partido siguiente, que pueden estar esperando.

 

Sin embargo, es obvio que habr circunstancias en golf en las que el jugador ser incapaz limpiamente de completar el juego del hoyo salvo que se le permitan algunas excepciones al principio de avanzar la bola sin tocarla. Las excepciones son bastante numerosas -desafortunadamente han de serlo- y debido a ello se fomenta un manejo bastante informal de la bola con lo que uno de los verdaderos principios bsicos del golf se debilita. Desafortunadamente, pocos golfistas parecen apreciar que las salvaguardas con las que las Reglas acompaan las excepciones sirven realmente para fortalecer el principio de que no toques la bola mientras que est en juego. Todo jugador hara bien en conocer sus derechos antes de tocar su bola durante el juego de un hoyo.

Algunas de las situaciones donde se permiten excepciones a este principio son las siguientes:

 

Debera ser puesto de manifiesto cuidadosamente que en todas las situaciones en las que se permite al jugador tocar su bola, sta debe ser siempre puesta de nuevo en juego no ms cerca del agujero que el punto en el que vino a reposar. Por lo tanto se mantiene cuidadosamente el principio de que el jugador no puede avanzar su bola hacia el agujero por ningn otro medio que no sea golpeando la bola con el palo.

Una impresionante confirmacin de este principio se encuentra en la Regla 20-7c, que dice: El Comit debe determinar si un competidor ha cometido una grave infraccin de la Regla aplicable. Qu significa esto? La Regla 20-7c se refiere a una bola que ha sido puesta en juego en un lugar equivocado y jugada, cuando la bola original estaba perdida, fuera de lmites o injugable; o cuando se ha tomado alivio de un obstculo de agua, de terreno en reparacin, de una obstruccin inamovible, etc. Las Reglas proveen una penalizacin de dos golpes en el juego por golpes por no proceder como se dice pero reserva para el Comit la determinacin de si una violacin es lo suficientemente amplia como para crear una infraccin del principio establecido en la Regla 1-1. Si lo es el jugador incurre no slo en la penalizacin de dos golpes sino que debe corregir su grave infraccin por jugar desde lugar equivocado abandonando la bola as jugada y jugando desde el lugar correcto.

 

As, una bola dropada por haber perdido la bola bajo golpe y distancia unos pocos pies ms cerca del agujero que el punto desde donde la bola original fue jugada por ltima vez representara una violacin de la Regla 27-1 y 20-7, cuya penalizacin en el juego por golpes es de dos golpes y el juego del hoyo se completa con la bola as jugada. Sin embargo, si la bola fuese dropada donde se cree que se perdi la bola en lugar de en el punto desde donde fue jugada o si fuese dropada de forma que evitase alguna interferencia con el vuelo de la bola, como un rbol grande, entonces obviamente el jugador no habr jugado el campo completo. Habr violado uno de los dos principios bsicos del golf.

En el juego por golpes, la penalizacin es de dos golpes y salvo que corrija el error antes dejugar desde el siguiente lugar de salida (o en el caso del ltimo hoyo de la vuelta declare su intencin de corregir su error antes de abandonar el green) est descalificado.

 

 

 

7. ESTO ES GOLF

 

Una combinacin de los dos grandes principios suministra una buena definicin del juego del golf. Pon tu bola en juego al comienzo del hoyo, juega el campo como lo encuentres, juega slo tu propia bola y no la toques hasta que la levantes del agujero.

Aquellos que no entienden el golf o que no han adquirido nunca el espritu del juego deberan memorizar esta simple definicin y repetirla mientra que juegan. Simplifica de una forma hermosa las complejidades del juego. Al aceptarlas las Reglas se convierten en simples regulaciones a travs de las cuales estos dos grandes principios del juego se mantienen al afrontar la gran variedad de situaciones complicadas producidas por las condiciones bajo las que se juega al golf.

Los principios que se desarrollan de ahora en adelante sirven para dotar de un entendimiento de la aplicacin de las Reglas al golf tal y como se define por estos dos grandes principios. En este sentido, son los principios operativos del juego. Ellos proveen las respuestas a las cuestiones especficas de procedimiento que se desarrollan en el juego a medida que se va desde el tee hasta el agujero alrededor del campo. Sirven a un importante y til propsito, pero deben ser siempre subsidiarios de estos primeros dos principios bsicos.

 

 

 

LOS PRINCIPIOS OPERATIVOS DEL GOLF

 

 

8. TODO EL GOLF SE DIVIDE EN DOS PARTES

 

Histricamente, el golf siempre ha sido un juego de match play, y el stroke play (al que se conoce frecuentemente como medal play) es una innovacin relativamente moderna. Es normal por tanto que las reglas de stroke play sean una modificacin de las de match play. Sin embargo, el hecho de que una modalidad de juego sea una modificacin de la otra no sirve para explicar completamente las diferencias fundamentales entre estas dos grandes divisiones del juego.

Aquellos con slo una familiaridad casual con las Reglas se quedan especialmente sorprendidos con los muchos procedimientos contradictorios para match play y para stroke play. Incluso las propias reglas reconocen que el match play y el stroke play son completamente diferentes [Regla 33-1].

 

Por lo tanto, uno de los principios ms tiles es aquel que se refiere a estas diferencias. Este principio es que en match-play estis involucrados slo t y tu contrario2 pero en stroke-play cada competidor en el campo tiene un inters en los resultados de tu juego.

Para elaborar ms an este principio, es obvio que en match play tu contrario, estando presente, puede proteger sus intereses siempre que puedan estar en peligro por alguna de tus acciones. Sin embargo, en stroke play, ya que los otros competidores en el campo no pueden estar presentes para proteger sus derechos, es esencial que las reglas sirvan como salvaguarda de sus intereses.

 

Hay muchas situaciones en las que este principio prevalece. Por ejemplo, cuando un jugador comienza el juego de un hoyo jugando su bola desde fuera del lugar de salida, en match play el contrario puede pedir que repita el golpe si piensa que ello le ha supuesto alguna desventaja [Regla 11-4a]. En stroke-play, ya que las Reglas deben proteger los derechos de todos los competidores ausentes, el jugador no tiene opcin. Se le penaliza con dos golpes y es requerido a volver a jugar adecuadamente desde el lugar de salida [Regla 11-4b].

En el green, el jugador en un match tiene el derecho a que una bola que interfiere sea quitada antes de que juegue [Regla 22], pero no hay penalizacin si la bola, ya sea de un contrario o de un compaero, es golpeada [Regla 19-5]. En stroke play el jugador tiene el mismo privilegio de que una bola que interfiere sea quitada [Regla 22] pero ya que l puede recibir alguna ventaja en su competicin contra el resto de los jugadores si su bola golpease otra bola, se penaliza al jugador con dos golpes en stroke play si esto ocurriese cuando ambas bolas reposasen en el green antes del golpe [Regla 19-5].

 

2Nota: En las pginas anteriores el jugador ha estado slo, pero ahora que vamos a introducir su parte opuesta, el contrario, parece correcto, ya que no se define en las reglas, puntualizar brevemente el especial significado con el que estas palabras van a ser usadas en las prximas pginas.

Jugador. Puede ser cualquier que juega el juego, pero especialmente cuando se limita por el artculo el se aplica al jugador en el juego por hoyos que va a jugar o que acaba de jugar un golpe.

Contrario. Un jugador en el bando que esta compitiendo contra el jugador en el juego por hoyos y usualmente el otro golfista que est involucrado con el jugador en la situacin de Reglas que se discute.

El Jugador y el Contrario se corresponden a esos bien conocidos caracteres A y B. Competidor y Compaero-Competidor [Definiciones: Compaero-competidor] son las partes opuestas en el juego por golpes.

 

El principio de que los jugadores en match play son las nicas partes involucradas y pueden por tanto hacer lo que les parezca al tomar o no tomar una accin para proteger sus derechos no se extiende, sin embargo, hasta el punto de que puedan acordar no tener en cuenta las Reglas. Un jugador generoso puede obviar una infraccin de la Regla por parte de su contrario pero, obviamente, si esto se hace por mutuo acuerdo, entonces ningunos de los jugadores est jugando el juego apropiadamente y ambos deberan ser expulsados de la competicin [Regla 1-3].

 

Debera notarse en los ejemplos que se han dado y generalmente hablando que en stroke-play las Reglas estn diseadas para proteger los intereses de los competidores ausentes sin depender de que un compaero competidor los proteja.

Sin embargo, se presupone por supuesto, que un compaero competidor alerta y justo proteger los intereses de los competidores ausentes requiriendo que el jugador juegue de acuerdo con las Reglas. Si, adicionalmente a ser compaero-competidor, resulta ser el marcador del jugador [Definiciones: Marcador], al firmar la tarjeta del jugador [Regla 6-6] el marcador certifica con ello que el resultado ha sido obtenido de acuerdo con las Reglas de Golf.

 

En el juego por golpes hay otras formas en las que el compaero-competidor representa los intereses de loa competidores ausentes. Por ejemplo, aunque un jugador puede levantar su bola para determinar si est inservible para el juego [Regla 5-3], el jugador debe primero anunciar su intencin de hacerlo a su marcador o a otro compaero-competidor, marcar la posicin de la bola, examinarla y dar al marcador o al compaero-competidor una oportunidad de examinar la bola.

 

Otra regla que mantiene el principio de que es necesario mantener condiciones equitativas slo entre jugadores contrarios en match play pero debiendo cubrir a todo el plantel en stroke play, se refiere a la cuestin de la prctica en el campo antes de empezar a jugar. Salvo que el Comit [Definiciones: Comit] lo haya determinado de otra manera, no hay restriccin a tal prctica en el campo en match-play, ya que todos los jugadores involucrados tienen las mismas oportunidades de dedicarse a la prctica nates de que comience su partido [Regla 7-1a].

Sin embargo, en stroke play, para que los que salen tarde no tengan la ventaja de una mayor oportunidad de familiarizarse con las condiciones de juego, las Reglas prohben toda prctica en el campo antes de empezar, a salvo de lo que el Comit prevea [Regla 7-1b]. Este principio tiene una aplicacin muy amplia a travs de las Reglas y nos lo encontraremos varias veces en las siguientes pginas.

 

 

 

9. CMO VA LA BATALLA

 

Un segundo principio que tiene que ver con las diferencias inherentes entre el stroke play y el match play provee que el jugador en match play tiene derecho a saber el estatus de su partido en todo momento. En match play el grado de riesgo que el jugador pudiera querer asumir en el juego de cada golpe puede variar mucho dependiendo de las circunstancias. En stroke play, la informacin sobre el esttus del jugador con respecto al resto de los participantes est disponible en raras ocasiones y el incentivo es usualmente constante: hacer un resultado en la vuelta lo ms bajo posible.

Para soportar este principio las reglas requieren que un contrario en match play d informacin sobre los golpes que lleva cuando sea requerido [Regla 9-2]. En ambas formas de juego el jugador es requerido a informar su contrario o compaero-competidor tan pronto como sea practicable siempre que incurra en una penalizacin, pero en match play si el jugador no informa a su contrario de que ha incurrido en una penalizacin o no corrige una mala informacin sobre los golpes que lleva antes de que su contrario juegue su siguiente golpe, incumple la regla 9-2 por dar informacin equivocada y pierde el hoyo.

 

Para dar ms seguridad an a que el jugador est avisado en todo momento del estatus del partido, cualquier reclamacin de que se ha violado una regla debe hacerse antes de que se comience el juego del siguiente hoyo [Regla 2-5]. Esto proporciona al jugador la oportunidad de dejar cerrado el punto dudoso antes de seguir con el partido, o por lo menos, si el juego se contina con la cuestin sin resolver, el jugador sigue con el conocimiento de que el estatus del partido puede verse afectado por la decisin final del Comit.

 

Ya que en stroke play no es necesario dejar cerrados los puntos dudosos durante el curso del juego, las Reglas proporcionan los medios para que el juego contine, permitiendo al jugador completar el juego del hoyo con una segunda bola [Regla 3-3] y preguntando la cuestin a decidir por el Comit antes de entregar su tarjeta de resultados a la conclusin de la vuelta [Regla 34-3].

 

 

 

10. CUANDO LO HACEMOS MAL

 

Nadie quiere incurrir en una penalizacin [Definiciones: Penalizacin] pero hay tantas en las reglas que son a menudo un factor en el resultado del juego. Generalmente hablando hay cuatro tipos de penalizaciones.

1) Aquellas que vienen como resultado del juego, como una bola jugada fuera de lmites, golpear otra bola en el juego por golpes cuando ambas bolas reposan en el green antes del golpe, etc.

2) Aquellas que son el resultado de un acto accidental del jugador, como mover una bola una vez preparado el golpe.

3) Aquellas que son el resultado de actos premeditados del jugador, como levantar una bola en juego antes de embocar, mejorar el reposo de la bola, etc. Debe tenerse en cuenta que incluso los actos premeditados son normalmente inadvertidos o hecho por ignorancia de las Reglas.

4) Aquellas que tienen origen en no proceder de acuerdo con las Reglas, como poner una bola en juego incorrectamente, demorar el juego, etc.

Afortunadamente en golf, la violacin deliberada de las Reglas es un suceso raro y es una interesante demostracin del elevado plano moral en el que el juego es jugado universalmente el hecho de que aquellos que violan intencionadamente las reglas encuentran en seguida dificultades para formar partida. Ya que pocas violaciones son del tipo intencionado, es obvio que la palabra penalizacin no se usa en las Reglas en el sentido de ser un castigo.

La palabra ajuste sera ms apropiada y es aqu que llegamos al principio que se aplica a las penalizaciones. La penalizacin no debe ser menor que la ventaja que el jugador podra obtener de una violacin de una regla en particular. En otras palabras, ya sea la violacin inadvertida o deliberada, ya ocurra como consecuencia del juego o debido a un acto accidental o a propsito del jugador, ya surja por no proceder de acuerdo con las Reglas independientemente de las circunstancias, la penalizacin debe ser siempre de la suficiente magnitud como para desanimar al jugador a buscar o recibir ventaja bajo las Reglas.

 

El propsito de las Reglas es asegurarse, tanto como sea posible, que todos juegan el mismo juego. Las penalizaciones sirven para evitar la posibilidad de que al obtener una ventaja de una regla inadecuadamente protegida/aplicada los jugadores jueguen un juego completamente distinto del golf. Las penalizaciones deben ser adecuadas para proporcionar esta proteccin ya que, si fuesen muy livianas, sera concebible que el golf se convirtiese en un juego de negociacin, con el jugador aceptando penalizaciones deliberadamente con el objeto de obtener alguna ventaja. Entonces, las Reglas en si mismas proporcionaran al jugador con un mtodo barato de evitar los resultados de un golpe mal jugado. Bajo estas condiciones el golf perdera todo su carcter y se convertira en un travestido.

 

Con el objeto de mantener este principio, se debe admitir que a veces las penalizaciones parecen ser indebidamente severas. Es imposible proporcionar una escala completamente graduada de penalizaciones, aunque las Reglas permiten modificar una penalizacin de descalificacin [Regla 33-7], y la penalizacin aplicada a cada regla en particular debe ser especfica y adecuada al menos para igualar la mxima ventaja que el jugador probablemente reciba. Las penalizaciones no pueden ser esperadas, ni se conciben para contrarrestar exactamente la ventaja obtenida de la violacin. 

 

En lo relativo a su severidad, las penalizaciones pueden ser divididas en tres graduaciones generales: un golpe, dos golpes en el juego por golpes y su equivalente de prdida del hoyo en el juego por hoyos, y descalificacin. Es interesante examinar cada una de estas clasificaciones a la luz del principio de que la penalizacin no debe ser menor que la ventaja obtenida.

 

 

PENALIZACIONES DE UN GOLPE

 

La penalizacin de un golpe se incurre ms a menudo en conexin con el movimiento accidental de la bola por el jugador [Regla 18-2a y 2b]. Es inconcebible que el jugador pueda obtener una ventaja superior al movimiento accidental de su bola que al golpearla a propsito con un palo y, por tanto, una penalizacin de un golpe cumple los requerimientos del principio. Por razones similares la penalizacin es de tan slo un golpe por dropar la bola de forma inadecuada [Regla 20-2a], golpear la bola ms de una vez mientras se ejecuta un golpe [Regla 14-4], etc. Cuando una bola no puede ser jugada desde un obstculo de agua y el jugador elige dropar detrs del obstculo, la penalizacin de un golpe es el equivalente al golpe de recuperacin que el jugador hubiese de otra manera jugado [Regla 26-1].

 

Otra penalizacin de un golpe cubre las provisiones de dropar desde un lie injugable [Regla 28]. En este punto la penalizacin puede ser infinitamente inferior que la ventaja obtenida por el jugador, ya que la diablica pequea esfera con la que se juega el juego tiene la infeliz capacidad de alojarse en situaciones verdaderamente escalofriantes.

Sin embargo, en esta disyuntiva, las Reglas exhiben una generosidad inesperada al proporcionar dos vas de escape (dropar dentro de la distancia de dos palos del reposo no ms cerca del agujero o dropar detrs del punto donde reposa la bola, manteniendo ese punto directamente entre el agujero y el punto donde se dropa la bola) que son los equivalentes a una recuperacin mediante el uso de un golpe.

 

Sin embargo, las dos opciones arriba descritas no cubren la situacin en la que la bola ha entrado en un rea en el que no hay lugar posible donde dropar una bola sin que vuelva a estar injugable. En estas circunstancias no hay otra alternativa ms que poner una bola en juego otra vez en el punto desde donde la bola original fue jugada por ltima vez. Supuestamente la penalizacin para este procedimiento debera ser exclusivamente de distancia, que es el equivalente a la penalizacin e un golpe para las dos opciones discutidas antes. Desafortunadamente esto no puede ser as por las siguientes razones:

En el caso de una bola injugable [Regla 28] el jugador es el nico juez para determinar que la bola est injugable. Esto debe ser as ya que es impracticable definir las condiciones que hacen que una bola est injugable; es bsicamente una cuestin de opinin. Ya que el jugador puede declarar cualquier bola injugable, independientemente de la verdadera naturaleza del reposo, si las Reglas permitiesen volver a jugar el golpe desde donde se jug previamente exclusivamente con la prdida de distancia, habra muchos momentos en los que sera ventajoso para el jugador aceptar la penalizacin antes que intentar jugar su bola.

 

Un poco de imaginacin nos traer a la mente muchos de estos casos. El obvio es la bola mal jugada hacia un bosque profundo desde el que el jugador sera afortunado si sacase la bola con varios golpes. Obviamente, si la penalizacin fuese prdida de distancia exclusivamente, le sera ms conveniente volver a jugar el golpe desde donde dio el golpe anterior. Sin embargo, si el jugador elige dropar detrs del punto donde su bola reposa o dentro de la distancia de dos palos, entonces no evita la dificultad general en la que se ha metido l mismo y es razonable permitirle obtener alivio de un mal reposo con una penalizacin de un golpe.

El uso de la penalizacin de prdida de distancia exclusivamente debe ser evitado porque puede haber situaciones en las que la distancia que la bola ha cubierto resulta en efecto en que la bola est ms lejos del agujero o en una situacin ms desfavorable. Esto ocurre, por ejemplo, con un approach topado o cuando se ha dado un putt demasiado fuerte en un green rpido, yendo la bola ms all del agujero y a una hondonada o a un bunker. El derecho a repetir desde donde se dio el ltimo golpe sin penalizacin adicional resultara en una ventaja sustancial para el jugador.

 

Por lo tanto es ms que aparente que debe haber una penalizacin de un golpe y distancia por repetir una bola injugable desde donde se dio el ltimo golpe. Adems de para mantener el principio que discutimos ahora, la penalizacin para una bola injugable tiene un importante papel en otras situaciones de reglas que sern consideradas a partir del captulo 18.

 

 

PENALIZACIONES DE DOS GOLPES Y DE PRDIDA DEL HOYO

 

La penalizacin de dos golpes en el juego por golpes y de prdida del hoyo en el juego por hoyos es la penalizacin general bajo las Reglas. En la mayora de los casos es obvio que una penalizacin ms liviana sera inadecuada. Por ejemplo, en el caso de que una bola en movimiento fuese deliberadamente parada o desviada por el propio jugador [Regla 1-2], es obvio que la ventaja para el jugador sera considerable. La bola podra haberse dirigido hacia mayores dificultades, como un bunker, desde el que la habilidad del jugador para recuperarse de un golpe sera incierta, y la ventaja podra ser sustancial. Una penalizacin de un golpe sera inferior a la ventaja adquirida por el jugador, y por ello las Reglas prescriben una penalizacin de dos golpes en el juego por golpes y de prdida del hoyo en el juego por hoyos (ms an, una ventaja significativa podra dar lugar a la descalificacin del jugador) [ste prrafo es una liberalidad deltraductor, pues la regla que citaba Tufts ha cambiado su penalizacin tras la revisin 2008-2011]

 

Un vistazo al libro de Reglas ensear que en la mayora de los casos donde se prescribe una penalizacin de dos golpes o de prdida del hoyo, el jugador est en la posicin, mediante la infraccin de la Regla, de obtener algn tipo de ventaja indeterminada. La probabilidad es que la ventaja no ser mayor que un golpe pero existe usualmente la posibilidad de que sea superior y por tanto se prescribe la penalizacin de dos golpes. Tan slo unos poco ejemplos de tales reglas sirven para dirigir la atencin hacia aquellos muchos no citados: el juego de un golpe de prctica [Regla 7-2], dar o recibir consejo [Regla 8-1], mejorar el reposo [Regla 13], no golpear la bola limpiamente [Regla 14-1], tomar un alivio indebido de obstrucciones [Regla 24] y muchos otros.

 

La penalizacin de dos golpes o de prdida del hoyo es la penalizacin estndar usada en las Reglas. Obviamente cualquier penalizacin inferior no equiparara completamente las posibles ventajas recibidas por el jugador en las situaciones en las que se usa.

 

 

PENALIZACIONES DE DESCALIFICACIN

 

De la misma manera que hay situaciones que no pueden ser cubiertas adecuadamente con un golpe de penalizacin, hay momentos en los que una penalizacin de dos golpes o incluso cualquier nmero de golpes adicionales es inadecuada. Para estas situaciones el nico ajuste aceptable es la eliminacin del jugador del hoyo o de la competicin mediante la descalificacin [nota del traductor: a lo largo de los aos, determinadas penalizaciones de descalificacin han sido minoradas a una compensacin que ha sido considerada ms justa (dos golpes, cuatro golpes) en un intento de evitar, en lo posible, la descalificacin].

Debe notarse que, desafortunadamente, los golfistas tienen generalmente la impresin de que la descalificacin implica una conducta no honorable. Esto no es correcto. El caso ms comn de la penalizacin de descalificacin ocurre en el juego por golpes en conexin con la devolucin de resultados incorrectos [Regla 6-6]. Si se devuelve un resultado inferior con la intencin deliberada de engaar, el jugador es culpable de una conducta deshonrosa con el carcter ms flagrante pero los resultados equivocados son rara vez de este tipo, sino ms bien usualmente debidos al descuido del jugador al comprobar su resultado adecuadamente. Ya que la entrega de un resultado incorrecto podra, al publicarse informacin incorrecta, afectar al juego de otros competidores en la competicin y ya que es impracticable bajo las Reglas distinguir entre la devolucin intencionada de un resultado bajo y la comisin descuidada, la penalizacin de descalificacin debe ser estndar.

 

Aunque la penalizacin de descalificacin se presenta como indebidamente severa, realmente los que hacen las reglas nunca gustan de eliminar a un jugador de una competicin sin una buena razn. Por ejemplo, parece realmente brutal desclaificar a un jugador en el juego por golpes por haber jugado desde fuera del lugar de salida sin corregir su error [Regla 11-4b]. Sin embargo, si la penalizacin general de dos golpes para el juego por golpes fuese la penalizacin para esta infraccin en particular, sera posible que un jugador obtuviese un resultado de tres en cada hoyo, simplemente al acomodar su bola al lado del agujero y meterla dentro. El uso de la penalizacin de descalificacin es necesario aqu para asegurarse de que el principio establecido en el captulo 6 se mantiene.

 

Hay una serie de ocasiones donde la penalizacin bajo una Regla es la prdida del hoyo en el juego por hoyos y sin embargo es la descalificacin en el juego por golpes. Podra parecer que la penalizacin ms severa en el juego por golpes no est justificada. Desafortunadamente hay ciertas situaciones en las que no hay otra forma de estimar la ventaja obtenida por el jugador como resultado de la violacin. Para este suceso en el juego por hoyos el resultado del hoyo en cuestin puede ser eliminado, ya que una vuelta en el juego por hoyos es en efecto compuesta por el resultado de 18 competiciones separadas, ninguna de las cuales afecta el juego de las otras.

Por contraste, en el juego por golpes, el resultado de un hoyo se aade al resultado del siguiente y al siguiente, y al quitar el resultado de un hoyo eliminas el total.

Por lo tanto, cuando el resultado del jugador para cualquier hoyo no puede ser determinado, la ventaja obtenida por el jugador es igualmente indeterminable y la penalizacin de descalificacin es la nica que cumple los requisitos del principio que estamos considerando.

 

El clsico ejemplo de una situacin donde nada por debajo de la penalizacin de descalificacin es posible en el juego por golpes ocurre cuando el jugador simplemente no emboca con la bola en juego [Regla 3-2]. Las circunstancias son similares cuando el jugador ha jugado una bola equivocada [Regla 15-3] y no ha completado el juego del hoyo con la bola jugada desde el tee y es casi igual en el foursome cuando los compaeros han jugado en el orden incorrecto sin corregir el error [Regla 29-3].

Mientras que en estos casos la descalificacin en el juego por golpes es la nica penalizacin posible, en el juego por hoyos slo el resultado del hoyo en cuestin necesita dejar de ser tenido en cuenta [Reglas 13-2 y 29-2].

 

Cuando se trata de penalizaciones, el golfista puede confiar en un hecho: la presin para mitigarlas a travs de los aos ha sido terrorfica. Si los organismos gobernantes del golf no las han reducido, ha sido fundamentalmente por la incapacidad de disear formas y medios de hacerlo sin crear una violacin de los principios que se discuten.

 

 

 

11. LAS ESCALAS DE JUSTICIA

 

Que las situaciones similares deben ser tratadas de forma similar es un principio tan obvio que parece bastante ridculo incluso traerlo a discusin. Desafortunadamente es uno de los principios ms difciles de aceptar por el jugador medio.

El principio se establece en las Reglas por lo que se denomina la regla de equidad [Regla 1-4], la cual, al estipular que aquellas cuestiones no cubiertas por las Reglas sean decididas en equidad, implica que las materias cubiertas por las Reglas han sido dispuestas sobre una base equitativa. La dificultad estriba en fijar una correcta definicin de equidad tal y como se usa en las Reglas.

 

Significa justicia, en el sentido de que la penalizacin debera ajustarse al crimen? Significa imparcialidad, que implica una falta de prejuicios al alcanzar las decisiones? Ambas definiciones sugieren un examen de las circunstancias unidas a cada violacin en articular y la administracin de una penalizacin apropiada. Tal proceso es obviamente imposible en el golf simplemente porque resulta impracticable proporcionar la necesaria autoridad. Los jueces no estn disponibles en cada tee y un cdigo de penalizaciones graduadas llenara ms de cinco pies de los estantes de la librera de cualquiera. La nica respuesta prctica, por lo tanto, es ignorar las circunstancias particulares y tratar situaciones similares en la misma forma. Las Reglas no pueden asegurar justicia pero pueden establecer principios que estn, en lo posible, basados en la justicia.

 

Un buen ejemplo de la aplicacin de la equidad tal y como se define ms arriba viene en la Regla de las Obstrucciones [Regla 24]. Dos bolas reposan juntas, ambas a unos pies de un refugio para la lluvia y existe interferencia con la lnea de vuelo de ambas bolas al agujero. Sin embargo, como hay interferencia con el golpe del jugador, una de las bolas puede ser levantada y dropada en una posicin que libere al jugador de la interferencia en la lnea de vuelo de su bola. Parecera que el dueo de la segunda bola tiene derecho tambin, en equidad, a obtener alivio de la interferencia en la lnea de vuelo de su bola.

Desafortunadamente, la lnea de vuelo es una cuestin de opinin y las Reglas por lo tanto no proporcionan alivio de esta condicin. La clase de equidad con la que nos enfrentamos en las reglas cubre nicamente los problemas creados por interferencia de la obstruccin con el golpe del jugador. En el proceso de ejercitar sus derechos, el jugador puede obtener alivio de otras situaciones o puede encontrarse en una nueva dificultad. Esto es equidad tal y como se pone en prctica en las Reglas de Golf. La interferencia con el golpe por la obstruccin es la situacin similar cubierta por el principio y la equidad dicta que situaciones similares han de ser siempre tratadas de la misma manera, independientemente de la buena o mala fortuna que pueda conllevar.

 

Un ejemplo ms para ayudar a definir el uso de la equidad. Los resultados del comportamiento del jugador no son siempre tratados por las Reglas conforme a sus mritos. Por ejemplo, un jugador que afronta lo que para l es un difcil y largo tiro sobre un obstculo de agua consigue sobrevolarlo, pero su bola bota y cae en el obstculo. Su contrario, afrontando el mismo problema, pega un mangazo miserable y la tira al agua. Las Reglas no se preocupan del cmo ambas bolas entraron el obstculo de agua. Los dos estn en el obstculo, las situaciones son por tanto la misma, ambas deben ser dropadas antes del obstculo [Regla 26-1] y se le niega al primer jugador la ventaja que su mejor juego parece merecer. Su nico consuelo estriba en el hecho de que su contrario dio un golpe malo, pero lo suficientemente bueno como para al menos alcanzar el obstculo!

 

Muchas otras situaciones ocurren en golf que pareceran merecer una consideracin especial. Cuando una bola est en una chuleta en la calle o una pisada en un bunker, el jugador est sufriendo del descuido de otro y parecera que tendra derecho a alivio. Correctamente, las Reglas no prestan ms consideracin a estas situaciones que al jugadr que encuentra su bola en una posicin igualmente difcil creada por la naturaleza, las condiciones del campo o cualquier otra causa. El azar ha puesto a la bola del jugador en una posicin desfavorable y l debe hacer lo posible para sobreponerse a la dificultad.

 

El golf, como la propia vida, pone a aquellos que lo juegan en muchas situaciones que parecen ser injustas. El golfista exitoso se pone por encima de la situacin y se niega a dar paso al desencanto o la frustracin. Como se puede ver, la llamada regla de equidad llevar a dificultades si se aplica con la idea de buscar una solucin justa a la vista de las circunstancias que rodean el caso en particular. La penalizacin por una Regla de golf no se configura para ajustarse a las circunstancias del caso. La respuesta est, sin embargo, en definir situaciones anlogas y darles a todas ellas el mismo tratamiento.

 

El punto de vista no es si esta situacin en particular es injusta conmigo, sino si otros en una situacin similar y yo en la ma somos tratados de forma parecida bajo las Reglas.

 

 

 

12. MI FIEL ASOCIADO

 

Las Reglas asignan ciertas funciones al caddie [Definiciones: Caddie], tal como llevar los palos del jugador, manejar su bola o quitar la bandera. Pero aparte de realizar estos deberes habituales, las reglas tambin reconocen que el caddie es un miembro del bando del jugador.

Este principio no es entendido generalmente, y sin embargo, excepto cuando los jugadores tienen a otro como compaero (como en un foursome y en un cuatro bolas), las Reglas no permiten al jugador tener a ninguna otra persona asociada con l. Al asistirle en la seleccin de sus palos, corregir sus faltas, estimar la cada del putting green o para cualquier otra sugerencia o consejo, el jugador slo puede recibir ayuda de su caddie [Regla 8-1].

 

Todas esas cosas que las Reglas prohben que hagan tanto el caddie como el jugador aportan evidencia adicional de que el caddie del jugador es parte de su bando. Entre ellas se incluye mejorar el reposo de la bola [Regla 13-2], detener o desviar una bola en movimiento [Regla 19-2], mover la bola del jugador accidentalmente [Regla 18-2a] y otras muchas. Para el caso de que cualquier olvido de mencionar al caddie, en conexin con el funcionamiento de cualquier regla en particular, pudiese ser interpretado como dejndolo fuera del bando del jugador, las Reglas quitan cualquier duda al dar al caddie la misma responsabilidad que al jugador por infringir cualquier Regla [Regla 6-1]. Y finalmente, se debe hacer notar que la Regla 6-4 no permite al jugador emplear un comit consultivo de caddies est restringido a uno slo.

Esta alianza entre el jugador y alguien que es normalmente un asistente de pago, es nica en el deporte. Un buen caddie puede servir de inestimable ayuda para el jugador y el cultivo de un feliz entendimiento entre el jugador y su caddie aade mucho al placer de jugar el juego. Los golfistas haran bien en tomarse un inters ms profundo en sus caddies y en desarrollar la caracterstica de alianza que las Reglas aportan, en lugar de usar sus caddies como cabezas de turco de sus propios errores.

 

 

 

13. COSAS INJUSTAS

 

Un campo de golf cubre un gran rea en el que puede haber mucha actividad y en el que te puedes encontrar con una gran variedad de condiciones. Las Reglas reconocen que toda esta actividad y dems cosas, golfsticas o no, pueden perfectamente crear una interferencia injusta para el jugador. Esto establece el principio de que cuando es posible hacerlo, se debera permitir el alivio por interferencia de aquello que pueda ser injusto o ajeno al partido del jugador.

Por conveniencia, es ms fcil considerar esta cuestin de interferencia bajo epgrafes separados; interferencia causada por aquellas cosas que estn en movimiento e interferencia por aquellas cosas que son principalmente inanimadas e inmviles.

 

Bajo el primer epgrafe, la interferencia por cosas en movimiento est fundamentalmente restringida a interferencia con la bola, ya que un poco de paciencia o un retraso momentneo terminar normalmente con cualquier interferencia con el jugador por aquellas cosas que se mueven. La mayora de este tipo de interferencias procede de lo que las Reglas denominan causas ajenas [Definiciones: Causa Ajena]. Aparte de estos agentes especficamente mencionados en la definicin, algunas de las ms comunes causas ajenas incluyen el perro que corre con la bola, el espectador que la pisa, el jugador que juega la bola que no forma parte del partido y el nio pequeo que la roba.

 

El principio dice que se debe proporcionar alivio por la interferencia cuando es posible hacerlo. Obviamente cuando una bola en vuelo golpea a un espectador desafortunado, no hay forma posible de determinar donde habra ido la bola si el espectador hubiese estado ms alerta. Por tanto las Reglas no proporcionan alivio por interferencia de una causa ajena con una bola en movimiento [Regla 19-1] pero quizs como consolacin para el jugador agraviado le dan una especial definicin a esta desafortunada circunstancia, llamndola una eventualidad del juego. Debe ser observado que esta definicin se aplica slo a esta ocurrencia en particular; la aplicacin generalmente aceptada ms amplia del trmino no es correcta [Definiciones: Eventualidad del juego].

 

Sin embargo, hay unos pocos casos de interferencia con una bola en movimiento que presentan problemas excepcionales y para los que se proporciona alivio. En el caso de una bola que va al bolsillo de un hombre o al asiento trasero de un automvil que se dirige al pueblo, obviamente la bola puede ser difcilmente jugada donde reposa. Las Reglas por tanto hacen una excepcin para la bola en movimiento que se ha alojado en un objeto que a su vez est en movimiento [Regla 19-1a]. Ya que el punto donde la bola se aloj en el objeto en movimiento puede ser fijado con un cierto grado de precisin, se pone una bola en juego en ese lugar. En el caso de un golpe jugado desde el green que es parado, desviado o que viene a reposar en o sobre una causa ajena en movimiento, el golpe se cancela, la bola se repone y el golpe se repite [Regla 19-1b].

 

Cuando la interferencia con una causa ajena tiene lugar en conexin con una bola que est en reposo, es posible habitualmente determinar el lugar de donde se movi la bola. Las Reglas por tanto proveen que la bola sea repuesta [Regla 18-1]. Sin embargo, debe notarse que en el recorrido [Definiciones: Recorrido] o en un obstculo [Definiciones: Obstculo] si el punto exacto desde donde se movi la bola no puede ser determinado, se debe dropar y no colocar [Regla 20-3c(i) y 20-3c(ii)]. Obviamente cuando no es posible fijar la localizacin original con la suficiente exactitud para saber como era el reposo de la bola, lo mejor que se puede hacer es requerir que el jugador, dropando, deje al azar el reposo que reciba, igual que en el juego de su anetior golpe, dej al azar el reposo que la bola tendra. En el green, donde el carcter de la superficie es ms uniforme, las Reglas permiten que la bola se coloque en lugar de droparse, en o lo ms cerca posible del punto donde la bola reposaba [Regla 20-3c (iii)].

 

Esta prctica de permitir que se coloque la bola cuando su localizacin original puede ser determinada exactamente o en otro caso requerir al jugador para que drope y deje al azar el reposo de la bola se aplica a todas las situaciones donde se levanta una bola bajo las Reglas o donde una nueva bola se pone en juego bajo las Reglas. Podra ser perfectamente establecido como un principio distinto.

 

Hay dos causantes de movimiento cuyas acciones sobre la bola en reposo deben ser aceptadas. Tanto el viento, que es siempre un factor en el transcurso del juego y cuya accin sobre la bola no puede ser siempre probada concluyentemente, como el agua se excluyen de la operatividad de la Regla 18-1 [Definiciones: Causa ajena].

Debe notarse que, por definicin, un compaero-competidor es una causa ajena [Definiciones: Compaero competidor]. Por lo tanto las Reglas proporcionan el mismo tratamiento a la interferencia por un compaero competidor que a la interferencia por una causa ajena [Reglas 18-4 y 19-4].3

 

Vamos ahora a la segunda categora de interferencia, causadas por cosas inanimadas. Esta clase de interferencias afectan usualmente al jugador en el procedimiento de reliazar el golpe o pueden tener que ver con el subsiguiente movimiento de su bola. En ambos casos tiene que ver con la clase de interferencia de la que las Reglas proporcionan alivio antes de la ejecucin del golpe ms que despus de su ejecucin, como fue el caso con el primer tipo de interferencia discutido.

Las cosas que crean esta clase de interferencia se dividen en cuatro apartados generales:

 

1) aquellas cosas que seran normalmente parte del campo pero que se han separado de l, como una rama cada de un rbol;

2) objetos hechos por el hombre que, aunque puedan servir a un objetivo til, no son parte natural del campo independientemente de la razn para la que estn ah;

3) condiciones del propio campo que pueden crear situaciones injustas; y

4) la situacin especial de interferencia por una bola en juego. El primer grupo se define como impedimentos sueltos y el segundo como obstrucciones. Los cuatro representan condiciones que, por una u otra razn, no es razonable requerir al jugador a luchar con ellas.

 

3 Un contrario en el juego por hoyos no es sin embargo una causa ajena. Es parte del partido y por lo tanto las Reglas prevn consecuencias por la interferencia de un contrario, su equipo o su caddie [Reglas 18-3 y 19-3].

 

 

IMPEDIMENTOS SUELTOS

 

Generalmente hablando, los impedimentos sueltos pueden ser quitados para evitar la interferencia con el golpe del jugador o el subsiguiente movimiento de su bola [Reglas 23 y 16-1a(i)]. Sin embargo, ya que un impedimento suelto es un objeto que est presente normalmente en un campo de golf, siendo su nica distincin el hecho de que ha quedado separado del campo y est por tanto de alguna forma fuera de lugar, las

 

Reglas prevn ciertas limitaciones con respecto a su remocin. Cuando est adherido a la bola un impedimento suelto deja de ser un impedimento suelto [Definiciones: Impedimento suelto] y ya que su remocin sera equivalente a limpiar la bola, no puede ser quitado, excepto cuando se permite limpiar[Regla 21]. Al quitar el impedimento suelto el jugador no debe mover su bola y, excepto en el green, se le penaliza si lo hace [Regla 18-2a].

Sin embargo, ya que una bola en el green puede ser levantada en cualquier momento con el propsito de limpiarla [Regla 16-1b], es obvio que un impedimento suelto puede ser quitado del green en cualquier momento sin riesgo de que la bola se mueva, simplemente levantando la bola primero. Por lo tanto, no hay penalizacin por mover una bola en el green cuando se quita un impedimento suelto [Reglas 18-2a y 23].

 

Un impedimento suelto no puede ser quitado cuando tanto l como la bola reposan en un obstculo [Regla 23]. Hay tambin ciertas limitaciones en la forma en la que los impedimentos sueltos pueden ser quitados en el green [Regla 16-1a(i)]. En conexin con esto, se debe hacer notar que un pedazo de hierba que ha quedado suelto del green por los clavos del jugador o por cualquier otra causa es un impedimento suelto y puede ser quitado, pero si la superficie del green ha sido simplemente raspada y la hierba est an unida por sus races al suelo, el trozo de hierba que podra parecer suelto no puede ser quitado o incluso presionado [Reglas 16-1a(i) y 13-2].

 

Aunque no es parte del principio que discutimos, puede ser interesante en este punto introducir unos pocos comentarios sobre la materia general de mover bolas en reposo. Como se ve arriba, cuando la bola reposa en el recorrido, hay penalizacin siempre que la bola se mueve despus de que el jugador ha tocado cualquier cosa4 que pueda haber causado que se mueva o, por supuesto, cuando l mismo la ha movido accidentalmente [Regla 18-2a]. Finalmente el jugador es penalizado si la bola se mueve en cualquier momento despus de haber preparado el golpe [Regla 18-2b].

 

Cules son, entonces, las circunstancias bajo las que el jugador no incurre en penalizacin? Obviamente no debe haber tocado cualquier impedimento suelto que pueda haber producido el movimiento de la bola. No debe haber tocado, con su palo o de otra forma, cualquier hierba, arbusto o objetos fijos o en crecimiento que pudieran razonablemente haber causado que su bola se mueva. No debe haber preparado el golpe, aunque puede haber tomado su colocacin pero no apoyado el palo en el suelo (excepto, claro, en un obstculo). Aparte de todas estas circunstancias, si se moviese la bola del jugador, debido a la accin del viento o por cualquier otra razn, entonces el jugador no sera penalizado siempre que, adicionalmente, no empezase su swing mientras que la bola estuviese en movimiento [Regla 14-5]. Es mucho ms simple tener cuidado de que su bola no se mueva!

 

4 Esto no incluye tocar o mover obstrucciones movibles que est cubierto en la siguiente seccin de este captulo.

 

 

OBSTRUCCIONES

 

El segundo encabezamiento general bajo interferencia por objetos inanimados se refiere a las obstrucciones. Ya que estos objetos realmente no tienen cabida en el campo o estn por algn motivo de utilidad y no para el golf, pueden ser novidos en cualquier momento e incluso si la bola se mueve al hacerlo no hay penalizacin [Regla 24-1a]. La nica restriccin es que la obstruccin no debe ser movida mientras que la bola est en movimiento [Regla 24-1a]. Esto es muy sencillo. Una bola movida mientras que se quita una obstruccin debe ser repuesta. Esto se hace colocando en lugar de dropando, salvo que sea imposible determinar su posicin original exacta, como por ejemplo cuando la bola estaba reposando sobre la obstruccin.

 

La definicin de obstruccin, aunque breve, es excelente [Definiciones: Obstrucciones]. Desafortunadamente muchos jugadores reciben la informacin sobre las reglas de segunda mano y trabajan sobre la base del malentendido de que la definicin cubre principalmente grandes objetos como refugios para la lluvia, cables elctricos y tanques de agua. Claramente la definicin incluye pequeos objetos como tapones de botella, paquetes de cigarrillos vacos y tarjetas de resultados rotas que muchos jugadores abandonan en el campo para hacerlo ms bonito.

 

Es tan slo cuando las obstrucciones no pueden moverse que la situacin es algo ms complicada. Aqu las Reglas proporcionan alivio slo cuando hay interferencia fsica ya sea con el golpe del jugador o su colocacin [Regla 24-2]. Ya que tales items como refugios de lluvia, dispensadores de agua, puentes, estacas de control de pblico que no pueden ser movidas, etc., no son parte del juego del golf, muchos jugadores creen que las Reglas deberan proporcionarles alivio de su interferencia con el vuelo de la bola.

 

La dificultad es que, en primer lugar, tales obstrucciones, que han sido puestas en el campo por las autoridades del club con arreglo a su uso normal, estn presumiblemente situadas bien lejos de las vas normales de juego. Adems, ya que el vuelo de una bola de golf es de un carcter bastante indefinido, cualquier regla que proporcione alivio de una imaginaria trayectoria dara al mismo tiempo una oportunidad ilimitada al jugador de obtener alivio de las interferencias normales del golf tales como rboles, bunkers, malos reposos y cosas similares. Sin embargo, como proteccin para el jugador contra cualquier condicin verdaderamente injusta, las Reglas requieres que el comit local trate con las situaciones excepcionales haciendo reglas especiales que cumplirn mejor con la intencin de las Reglas y el espritu del juego [Regla 33-8 y Apndice I].

 

 

CONDICIONES DEL CAMPO INADECUADAS

 

El tercer encabezamiento general relativo a interferencia por objetos inanimados se refiere a esas condiciones que interfieren con el normal y adecuado juego del campo. Si estas condiciones son generales o serias el Comit debera tratar la situacin [Regla 33-2d], pero hay ciertas condiciones que se encuentran tan frecuentemente y son lo suficientemente uniformes en naturaleza que no requieren un tratamiento especial.

Estas incluyen agua accidental [Definiciones: Agua accidental], terreno en reparacin [Definiciones: Terreno en reparacin] y agujeros hechos por animales de madriguera, reptiles o pjaros. Estas condiciones estn bien definidas y el nico comentario requerido podra ser puntualizar que los insectos no son animales, quedando cubiertas sus acciones por la definicin de impedimentos sueltos [Definiciones: Impedimentos sueltos].

 

El alivio que se obtiene de tal interferencia es tanto simple como razonable aunque el procedimiento es algo complicado estando basado en la posicin de la bola. Si la bola est en tal situacin o si la situacin interfiere con la colocacin del jugador o su rea de swing, el jugador obtiene alivio estableciendo primero su punto ms cercano de alivio fuera del rea y no ms cerca del agujero [Definiciones: Punto ms cercano de alivio y Regla 25-1b].

En este proceso las Reglas son imparciales y si el punto en el que el jugador obtiene alivio le pusiese tras un rbol o le diese alivio de tales obstculos, es simplemente una cuestin de suerte, favorable o desfavorable, que es siempre un factor inherente en el juego del golf. Para completar el dibujo, se proporciona alivio de estas condiciones incluso para una bola perdida, siempre que se sepa o sea prcticamente seguro que la bola se alojo en tal rea [Regla 25-1c].

 

La reparacin de marcas de bolas en el green forma parte tambin de este encabezamiento de cosas que interfieren con el correcto juego del campo. Es quizs desafortunado que la directa mejora en la prctica del cuidado de los campos y la constante mejora del standard de juego hayan dado lugar a una Regla que parece violar uno de nuestros ms sagrados principios, aquel de jugar el campo como lo encuentras.

El hecho es que nuestras superficies de pateo son tan excelentes y la competicin tan disputada que el dao a nuestros greenes causado por el impacto de bolas se ha convertido en un factor en el juego del golf. Por lo tanto las marcas de bolas y los antiguos agujeros en la superficie del green pueden ser reparados [Regla 16-1c]. Sin embargo, esta precisa licencia de rectificar tal dao especfico del campo debera servir para subrayar el hecho de que nada ms puede ser reparado.

Los golfistas no deberan asumir que esta Regla les ha hecho miembros de la plantilla de greenkeepers con el derecho a corregir cualquier condicin adversa que se encuentren a lo largo de su lnea de putt. Con esta sola excepcin, las Reglas an requieren que el campo se juegue exactamente como el jugador lo encuentra.

 

Finalmente, el alivio por un reposo injugable, discutido en el captulo 10, puede ser considerado como parte del encabezamiento de condiciones del campo que crean situaciones injustas. Obviamente, cualquier situacin de la que una bola no puede ser sacada no es slo injusta sino que no se pretende que sea parte del juego. No hay necesidad de discutir la aplicacin de esta regla particular aqu, ya que ya ha sido cubierta.

 

 

INTERFERENCIA POR UNA BOLA DE GOLF

 

Ya sea en el juego por hoyos o por golpes el alivio por interferencia de una bola de golf en juego es bastante general. Cualquier jugador puede tener cualquier otra bola levantada si considera que puede interferir con su juego o asistir el juego de cualquier otro jugador. Tambin el jugador puede levantar su propia bola si considera que puede asistir a cualquier otro jugador [Regla 22]. En conexin con el alivio proporcinado, debera notarse que debe ser tomado antes de que una bola sea jugada y no puede ser tomado cuando una bola est en movimiento [Regla 22 y 24-1].

 

La cuestin del diferente tratamiento de la interferencia por bolas en el juego por hoyos y el juego por golpes ha sido ya discutida en el captulo 8. Por lo tanto, el siguiennte tratamiento ser algo repetitivo pero debido a la importancia de la materia, una reafirmacin desde un punto de vista algo distinto podra ser til.

 

En el juego por golpes, un jugador que es requerido a levantar su bola puede jugar primero en lugar de levantar. Sin embargo, en el juego por hoyos, ya que un golpe jugado cuando su contrario debera haber jugado puede ser inmediatamente cancelado por el contrario y debe ser repetido en el orden correcto, el jugador no puede jugar primero sino que debe levantar su bola [Reglas 10-1c y 22].

 

La nica cuestin que queda pendiente sobre la interferencia por otra bola es qu hacer cuando una bola no ha sido levantada y es movida como resultado de un golpe jugado. En el juego por hoyos si una bola golpea a la otra no hay penalizacin. Esto es as porque ambas bolas son parte del partido y ningn jugador fuera del partido resulta afectado.

Con respecto a la situacin en el juego por golpes, ya que cada competidor en el campo tiene inters en cualquier cosa que pueda afectar el resultado de cualquier otro competidor, si un competidor jugase un golpe desde el green y golpease la bola de un compaero competidor que tambin reposase en el green, el competidor es penalizado con dos golpes [Regla 19-5]. Esta provisin asegura que el competidor tomar el alivio provisto por las reglas requiriendo que la bola que interfiere sea levantada. La penalizacin no opera cuando una o ambas bolas reposan en otro lugar distinto del green ya que bajo tales condiciones se presume que el competidor no podra tener suficiente control de su juego para evitar golpear una bola alejada del anticipado movimiento de su bola. Sin embargo, como se ha dicho, un compaero competidor puede proteger la situacin levantando su bola antes de que el competidor juegue.5

 

Debera notarse que existe una provisin para la injusta situacin que podra surgir cuando el reposo de una bola levantada ha sido alterado por el juego de otra bola [Regla 20-3b].

Obviamente toda esta materia de interferencia injusta con el juego es larga y complicada. Es incuestionablemente la causa de ms discusiones, reclamaciones y decisiones que cualquier otro principio o departamento de las Reglas. Se complica por los derechos de los respectivos jugadores implicados as como por el tipo de competicin que se juega.

 

5En el juego por golpes, si existe evidencia de que los compaeros competidores han acordado excluir la operacin de la Regla 22 al permitir que una bola que asiste permanezca en su lugar entonces ambos jugadores deberan ser descalificados [Regla 22]

 

 

 

14. SLO TE TIENES A TI MISMO

 

Es un principio de golf que, excepto para el consejo de aquellos del bando del jugador, el jugador debe jugar su propio juego, desde el momento que golpea la bola desde el primer lugar de salida. El tipo de asistencia que el jugador no puede recibir se denomina consejo [Definiciones: Consejo]. No slo tiene prohibido recibir consejo, sino que para evitar avergonzar a contrarios, compaeros competidores y otros excesivamente generosos, tambin tiene prohibido pedirlo [Regla 8-1]. Aquellos del bando del jugador de quienes s que puede obtener consejo consisten en su caddie y su compaero (si tiene uno) y el caddie de su compaero.

Esta es una prohibicin muy simple y razonable. La competicin en golf se realiza para determinar la habilidad relativa del jugador iundividual o bando y esto dificilmente pudiera se conseguido si un plantel de jugadores profesionales dando consejo acompaasen al jugador. El nico problema surge al distinguir qu es consejo de los que no lo es.

 

Generalmente hablando, la informacin que est fcilmente disponible para el jugador no se considera consejo. Por ejemplo, puede preguntar sobre las Reglas. Se le puede indicar la lnea de juego [Definiciones: Lnea de juego], pero cualquier marca colocada en la lnea debe ser quitada antes de que se juegue el golpe [Regla 8-2a]. Puede preguntar sobre informacin de dominio publico como la distancia del hoyo que se est jugando o sobre la distancia de su bola u algn objeto permanente tal como un bunker, etc. hasta el agujero. En el green, ya que juzgar las cadas del green es un factor en cualquier estimacin de la lnea de putt [Definiciones: Lnea de putt], la asistencia al jugador sobre esa lnea viene bajo el encabezamiento de consejo [Regla 8-2b].

 

El jugador tiene, por supuesto, la libertad de obtener aquella informacin que pueda observando el juego de un contrario, pero cualquier intento de confirmar su estimacin del palo usado por el contrario preguntando directamente o algo equivalente, es una violacin de las Reglas muy clara. No puedes pedir a un contrario o a un compaero competidor informacin sobre su juego, de la misma forma que no puedes pedirle que te asista en tu juego.

 

 

 

15. SUS VUELTAS DESIGNADAS

 

Obviamente las condiciones bajo las que los jugadores deberan jugar el campo deberan ser tan parecidas como sea posible. Este principio no presenta problemas en el juego por hoyos ya que los jugadores que compiten entre ellos estn jugando el campo juntos. Sin embargo, en el juego por golpes donde el primer competidor que sale del tee est compitiendo contra el ltimo competidor a salir, hay una gran variacin tanto en las condiciones bajo las que cada uno juega el campo como en la oportunidad relativa de cada uno para familiarizarse con estas condiciones.

 

Por supuesto la meteorologa es el mayor factor que puede cambiar las condiciones de juego y las Reglas reconocen que poco se puede hacer sobre esto. De la misma forma que el juego est lleno de golpes de azar, as las Reglas requieren que el jugador deje al azar la clase de meteorologa que encontrar durante el curso de su vuelta. El jugador debe empezar a la hora fijada por el Comit, momento que ha sido fijado antes de que estuviese disponible informacin sobre la meteorologa [Reglas 6-3 y 33-3].

 

El Comit tiene la tarea de determinar cuando el campo est injugable o cuando se debera suspender el juego y que hacer con todo ello [Regla 33-2d]. El jugador no puede tomar esta decisin por si mismo salvo que considere que puede existir peligro de rayos o hubiese alguna razn de naturaleza seria [Regla 6-8a]. Sin embargo, se debe notar que en el juego por hoyos los jugadores pueden interrumpir el juego mediante acuerdo por alguna razn como lluvia intensa, siempre que no demoren la competicin al hacerlo [Regla 6-8a Excepcin]. En el juego por golpes no se extiende tal privilegio a los competidores ya que los derechos de aquellos competidores que continan el juego bajo esas condiciones se deben tener en consideracin.

 

Con respecto a la prctica, ya se ha dicho en el captulo 8 que los que empiezan temprano no tiene las mismas oportunidades de familiarizarse con el campo que van a jugar que los que empiezan ms tarde. Por lo tanto, en el juego por golpes todos los competidores tienen prohibido jugar el campo antes de empezar (incluyendo cualquier posible desempate) [Regla 7-1b] y si hay alguna duda sobre dnde pueden practicar los competidores, las Reglas encargan la tarea al Comit de definir el rea de prctica [Regla 33-2c].

 

Con una sola excepcin, las Reglas no dicen nada sobre la obligacin del Comit de mantener condiciones de juego uniformes en el campo durante un da de juego en una competicin por golpes. En el aspecto de cortar los agujeros, el Comit es instruido para mantener los agujeros fijos durante cada vuelta [Regla 33-2b]. Sin embargo, la preocupacin general que las Reglas muestran por mantener condiciones de juego equitativas durante las competiciones por golpes, ciertamente sugiere que el Comit tiene una fuerte obligacin en este sentido.

 

 

 

16. EN TIEMPOS DE PROBLEMAS

 

En el transcurso del juego se espera que los juagdores necesiten ser informados ya sea de sus obligaciones o de sus derechos bajo las Reglas. Con este propsito las Reglas establecen el principio de que el jugador tiene en todo momento el derehco a recibir la suficiente informacin para permitirle continuar con su partido de aucerdo con las Reglas, y el Comit tiene las responsabilidad de proteger los derechos de todos los jugadores. Las Reglas establecen por tanto una clara relacin entre el jugador y el Comit con respecto a jugar de acuerdo con las Reglas.

 

Como se podra esperar, existe la usual diferencia en el mtodo de manejar esta situacin en el juego por hoyo y por golpes. En el juego por hoyos, si no hay rbitro, cuando una cuestin se suscita se debe realizar una reclamacin en tiempo para que ambos jugadores sepan del estado de su partido [Reglas 2-5 y 34-1a]. Este punto ha sido ya cubierto completamente en el Captulo 9. Si el punto en disputa no puede ser solucionado entre los jugadores, entonces se remite al Comit para una decisin final [Regla 34-3] ya sea antes de continuar con el juego o ms tarde si ambos jugadores quisiesen continuar con la cuestin sin solucionar. Si se ha designado un rbitro, es su obligacin actuar ante cada infraccin delas Reglas de la que pueda tener conocimiento [Definiciones: rbitro].

 

En el juego por golpes, tal y como se expuso en el Captulo 9, es menos urgente la necesidad de una decisin inmediata. Por lo tanto, cuando surge una cuestin, las Reglas permiten que el competidor complete el juego del hoyo con dos bolas, la bola en juego y una segunda jugada de acuerdo con el procedimiento que el competidor piensa que las Reglas le permiten o exigen. Su resultado para el hoyo es aquel hecho copn la bola seleccionada para contar, siempre que el procedimiento para jugar esa bola haya sido correcto [Regla 3-3].

Este arreglo permite que el juego contine sin demora y evita la posible descalificacin del jugador. Si se ha asignado un rbitro para acompaar a los jugadores en el juego por golpes, el Comit puede limitar su autoridad para tomar decisiones u otras materias [Regla 33-1]. Esta restriccin es razonable ya que en el juego por golpes no hay una necesidad urgente de tomar una decisin para que el juego contine, y adems, un competidor puede siempre jugar una segunda bola cuando tenga duda sobre sus derechos.

 

Aunque no est especficamente dicho en las Reglas, est claro que en el juego por hoyos el Comit debera intentar que fuese posible estar disponible para los jugadores en el campo para obtener decisiones; sin embargo, los representantes del Comit que pudieran estar en el campo con este propsito no deberan tomar ninguna accin con respecto a cualquier violacin de las Reglas que pudieran observar salvo que se les pidiese una decisin o salvo que hubiesen sido asignados a un partido.

En el juego por golpes la tarea de un representante del Comit en el campo se ve alterada por el hecho de que cada competidor se ve afectado por las acciones de cualquier otro competidor y el representante del Comit tiene por tanto la obligacin de proteger los derechos de aquellos competidores que no estn presentes, tomando conocimiento de cualquier infraccin de las Reglas que pueda observar.

 

La diferencia de posicin de un representante del Comit en el juego por hoyos o por golpes podra ser explicada ms an mencionando el hecho de que, salvo que el representante est presente durante todo el transcurso del partido, su accin con respecto a una infraccin aislada observada puede penalizar injustamente al jugador cuyo contrario podra ser culpable de varias infracciones no observadas por el representante del Comit. Sin embargo, en el juego por golpes cualquier violacin de las Reglas por cualquier jugador debera, en el inters del resto de los jugadores, ser corregida, independientemente de la posibilidad de que haya otras infracciones que no hayan sido observadas.

 

 

 

17. PARA CONSUMO LOCAL

 

En el Captulo 3 se llam la atencin sobre el hecho de que hay muy pocas cosas que sean standard en un campo de golf. Es realmente llamativo que las Reglas sean capaces de abarcar tan exitosamente la tremenda variedad de condiciones que el golfista encuentra a medida que viaja en el tiempo, de Islandia a la India, de un suburbio urbano al desierto y de lo alto de una montaa al ms bajo valle. Esta gran variedad de condiciones por su localizacin se acenta an ms por los cambios climatolgicos, sequa, lluvia, viento y nieve, sin mencionar los caprichos del presidente del comit del campo quien, debido a su desconocimiento de las Reglas, puede crear algunas situaciones atroces mediante la alteracin fsica del campo.

Es por lo tanto un principio el que las Reglas no deberan tratar de abarcar lo excepcional. Hacerlo as simplemente desnivelara todo el juego normal. Se espera del Comit a cargo de cada competicin que adopte las Reglas Locales que sean necesarias para tratar las condiciones excepcionales, ya sea para el evento o para el da a da [Regla 33-8a]. Como gua para el Comit en la formulacin de tales Reglas Locales, es costumbre que la entidad gobernante del juego en cada pas aada un apndice al cuerpo principal de las Reglas. Estas Reglas Locales establecen la poltica para manejar esas situaciones inusuales que se encuentran en cada pas en particular.

 

La formulacin de Reglas Locales adecuadas para el da a da es una muy importante tarea de las autoridades a cargo de cada campo. Demasiado a menudo la parte de atrs de las tarjetas de recorrido enumeran unas Reglas Locales que o bien duplican o bien varan completamente de las Reglas de Golf. Los siguientes son algunos ejemplos flagrantes y sin embargo comunes: Bola perdida, dropar en la calle, dos golpes; Bola en obstculo de agua, dropar atrs con un golpe; Bola dentro de dos palos de refugio de lluvia, dropar fuera, sin penalizacin; Reglas de Invierno.

 

Si una Regla Local es necesaria debera ser cuidadosamente redactada para cubrir toda posible contingencia y no estar en conflicto con los principios de las Reglas. Si las autoridades del club tienen alguna duda sobre si una regla local que han preparado es apropiada, deberan comprobarlo con una autoridad confiable en las reglas. Si una regla local se va a usar en una situacin para la que hay una recomendacin en el apndice de las Reglas de Golf, la Regla Local apropiada debera ser transcrita al completo tal y como est escrita en el apndice. Al escribir una regla local siempre es bueno referirse a las Reglas adecuadas mas que tratar de cubrirlas con una versin condensada.

 

El uso de Reglas Locales es a menudo esencial para el apropiado juego del golf, pero deben ser conformes, y no estar en conflicto, con las Reglas de Golf.

 

 

 

ALGUNOS COMENTARIOS GENERALES

 

 

 

18. EL NOBLE EXPERIMENTO

 

Hay cuatro situaciones similares en golf en las que la bola se quita del juego. Estas son:

 

1) cuando la bola est perdida,

2) cuando se va fuera de lmites,

3) cuando no es encontrada o est injugable en un obstculo de agua y

4) en cualquier otro lugar del campo cuando es considerada injugable por el jugador.

 

Es posible que las cuatro y probable que al menos tres de estas situaciones puedan ocurrir a menudo muy prximas unas a otras. Por lo tanto, bajo el principio de que las situaciones similares sean tratadas de forma similar, parecera completamente lgico aplicar la misma regla a las cuatro situaciones. De hecho, desde el punto de vista de la equidad es casi imposible defender cualquier otro tratamiento de estas cuatro situaciones anlogas.

 

Las cuatro situaciones prevn que una bola sea puesta en juego desde donde se jug la bola original por ltima vez, aadiendo un golpe de penalizacin al resultado [Reglas 26-1a, 27-1 y 28a]. Sin embargo, el requisito de usar el procedimiento de golpe y distancia en todas estas situaciones es objeto de dos excepciones. La primera excepcin se da en el caso de una bola en un obstculo de agua o un obstculo de agua lateral. Bajo penalizacin de un golpe, un jugador puede elegir dropar detrs del obstculo, manteniendo el punto por donde la bola cruz por ltima vez el margen del obstculo entre l y el agujero [Regla 26-1b]6.

La segunda excepcin se da en el caso de una bola considerada injugable por el jugador. En ese caso, de forma similar al obstculo de agua, bajo penalizacin de un golpe, el jugador puede dropar por detrs del lugar de donde se levant la bola [Regla 28b] o dentro de la distancia de dos palos de ese lugar, pero no ms cerca del agujero [Regla 28c].

 

Estas dos excepciones, desde el punto de vista de la equidad, son controvertidas. Al permitir al jugador tomar alivio de esta forma, salva la distancia total de su golpe al obstculo o el punto donde l considera su bola injugable, en comparacin con el jugador cuya bola est perdida o fuera de lmites, quien debe bajo golpe y distancia volver ha donde jug por ltima vez. Por lo tanto la penalizacin por tomar alivio bajo las Reglas de un obstculo de agua o un reposo injugable fuera de un obstculo de agua es a menudo menos severa que la penalizacin de golpe y distancia requerida cuando una bola est perdida o fuera de lmites.

 

Estas excepciones estn justificadas porque ocurren en el campo [Definiciones: Campo] y muy a menudo mucho ms en la lnea normal de juego que una bola fuera de lmites o en condiciones que la llevan a estar perdida. Adicionalmente cada una de estas dos excepciones tienen el gran mrito de requerir que el alivio sea medido desde el punto a donde la bola se ha jugado o donde entr el obstculo. Por tanto, el jugador no escapa de los resultados de una golpe jugado salvaje o malamente. Como se ha discutido ya en el captulo 10, estas excepciones tambin estn justificadas sobre la base de que al dropar desde el punto de un reposo injugable o el punto de entrada en un obstculo de agua, el jugador est haciendo el equivalente de un golpe de recuperacin mediante el uso de un golpe de penalizacin.

 

6Si el obstculo est definido como obstculo de agua lateral [Definiciones: Obstculo de agua lateral] un jugador puede tambin dropar dentro de la distancia de dos palos del punto por donde la bola cruz por ltima vez el margen del obstculo o dentro de la distancia de dos palos del punto en el margen opuesto del obstculo equidistante del agujero [Regla 26-1c].

 

 

Debido a que estas situaciones pueden ocurrir muy cercanas unas a otras y las penalizaciones pueden diferir, otras calificaciones y protecciones deben tambin estar presentes en las Reglas. Ya que es a menudo difcil determinar si una bola est perdida dentro o fuera de un obstculo de agua, las Reglas protegen el uso de la potencialmente menos severa penalizacin del obstculo de agua proveyendo que debe saberse o ser prcticamente seguro que la bola est alojada en el obstculo de agua para poder tratarla como tal.

El juego de una bola provisional se permite slo en conexin con una bola que pueda estar perdida o fuera de lmites [Regla 27-2]. Ya que el juego de una bola provisional permite al jugador jugar ms de una bola, crea el riesgo de que ser capaz de seleccionar la mejor de las dos situaciones. Excepto bajo condiciones que no permitan al jugador realizar una eleccin sobre si la segunda bola es jugada o abandonada, el juego de una segunda bola puede convertir el golf en un juego de negociacin. Ya que una bola puede a veces ser juagda desde dentro de un obstculo de agua y el jugador es el nico juez para considerar su bola injugable, una bola provisional no puede ser jugada en relacin con cualquiera de ambas circunstancias. Obviamente, es arriesgado y complicado andar toqueteando el principio de que situaciones similares han de ser tratadas de forma similar.

 

Apelando a ese principio ha existido un inters de hace tiempo entre los golfistas por similarmente menos severas penalizaciones para bola perdidas o fuera de lmites. Desafortunadamente simplemente no es posible disear una regla que cumpla los resultados deseados sin hacer un dao real al juego. Las dificultades tienen dos caras; o bien el balance entre las cuatro situaciones en las que una bola se encuentra fuera de juego se destruye completamente o por el contrario se proporcionan los medios para un escape barato de los resultados de un golpe mal jugado. El principio de que la penalizacin no debe ser menor que la ventaja que el jugador podra obtener de una particular violacin de las Reglas debe ser preservado.

 

Aplicar el procedimiento de alivio discutido arriba a una bola perdida es imposible ya que no se puede fijar ningn punto preciso desde el que tomar alivio mas que el punto desde donde se jug el golpe anterior. Y ya que cuando la bola reposa fuera de lmites est en un lugar donde el juego est prohibido, no sera apropiado permitir al jugador aadir un golpe de penalizacin a su resultado como el equivalente de un golpe de recuperacin al campo desde un lugar donde las Reglas no le permiten jugar.

 

Aproximadamente el equivalente del golpe de penalizacin sin la prdida de distancia es la penalizacin de nicamente prdida de distancia que fue experimentada en los inicios de los sesenta por la USGA. Aqu se asume que una bola perdida o una bola fuera de lmites es una cuestin de hecho, totalmente fuera del control del jugador, y que ya que el jugador no est por tanto en situacin de crear una ventaja para si mismo de la situacin, una penalizacin de prdida del golpe que ha jugado no es menor que la ventaja que podra haber obtenido.

Como averiguamos pronto, la prdida de distancia exclusivamente puede a veces suponer una ventaja y no una penalizacin. Es, por ejemplo, siempre mejor jugar el siguiente golpe desde donde se jug el ltimo que jugar desde donde fue, cuando un shank manda la bola a los rboles, el medio topado approach que se pasa de green y va al rough profundo o el putt demasiado fuerte que cruza el green y va a bunker. Con la penalizacin de una bola perdida reducida a distancia slo, un jugador puede escapar de los resultados de un golpe mal jugado procediendo inmediatemente como si su bola estuviese perdida a pesar del hecho de que podra ser encontrada fcilmente.

Una penalizacin debe servir para vigilar la posibilidad de que tomando ventaja de una regla inadecuadamente protegida los jugadores jueguen un juego completamente distinto al golf. Una de las grandes caractersticas del golf es que un golpe lleva al siguiente y cuando resulta ms fcil recuperarse de la adversidad usando el libro de Reglas que usando un palo de golf, el juego pierde su virtud.

 

 

 

19. PUNTADAS SUELTAS

 

Si el lector se ha tomado la molestia de comprobar su libro de Reglas, cada vez que han salido referencias en el texto, observar que un buen nmero de ellas estn an sin tocar. No es el propsito de este trabajo definir lo que significan las Reglas o explicar cmo funcionan. Si el lector ha adquirido una comprensin de los principios detrs de las Reglas y ahora es capaz de encontrar su camino en el libro, se espera que mediante una lectura cuidadosa y una limitada necesidad de consejo adicional, debera ser capaz de encontrar la respuesta para cualquier situacin de Reglas que se pudiera desarrollar durante su disfrute del juego.

 

Por ejemplo, suponga que se ha suscitado la cuestin sobre cuando una bola se ha movido. El lector se ir a las Definiciones y ver que una bola no se ha movido hasta que ha abandonado su posicin y ha venido a reposar en cualquier otra parte. Por lo tanto la bola que una vez preparado el golpe se tambalea y vuelve a su posicin original no se ha movido, pero la bola que se asienta ms en la hierba se ha movido.. De igual forma, si la dificultad se refiere a la condicin de la bola del jugador, una referencia a la Regla 5-3 proporcionar una respuesta tan concisa como completa. Se espera, por supuesto, que el lector aprecie que es la condicin de su bola la que la hace inservible para el juego y el carcter de su reposo el que la hace injugable.

 

Obviamente estas y otras mucho ms complejas Reglas tratan procedimientos sencillos y no ha habido, por tanto, razn para llamar la atencin sobre ellas al lector. Sin embargo, para las Reglas que nos hemos saltado e incluso para algunas que s que hemos cubierto, puede ser de ayuda unas breves observaciones para completar el dibujo que ya hemos esbozado al considerar los principios.

 

Aunque es una parte condicional de las Reglas de Golf, la Etiqueta viene primero en el libro de Reglas porque su observancia es de importancia primordial para el disfrute del juego. Lala, recurdela y obsrvela!

Aunque las definiciones sirven para definir trminos usados en las Reglas, van de hecho mucho ms all, especialmente en el sentido de aclarar procedimientos de las Reglas. Por ejemplo, buscar usted en vano a travs del todo el texto principal de las Reglas para encontrar lo que debe tener lugar antes de que un hoyo se haya completado. La definicin del trmino bola embocada proporciona la respuesta. Nunca rechace las Definiciones. Los trminos que pueden aparecer en las Definiciones estn siempre en cursiva cuando aparecen en una Regla. La cursiva es un til recordatorio de que hacer referencia a la explicacin detallada del trmino usado en una regla puede ser til en la comprensin y aplicacin de tal regla.

 

Nunca est claro en la mente de muchos golfistas lo que constituye un bunker [Definiciones: Bunker]. Debera ser fcil de entender si se recordase que su definicin, con la Regla 13-4 realmente sirve para aplicar el principio de la Regla 13-2 las condiciones especiales que son creadas cuando reas donde la hierba ha sido quitada y sustituida por arena o similar se convierten en una caracterstica del campo.

 

Por qu est el fuera de lmites fijado por el interior de las estacas y lneas que lo definen mientras que los mrgenes de los obstculos de agua y terrenos en reparacin estn determinados por el exterior de sus marcas? Por qu las estacas de lmites no son obstrucciones, como es el caso de todas las dems estacas? Por qu una bola debe reposar completamente fuera de lmites para que se considere que lo est pero si cualquier parte de ella toca la lnea definiendo un obstculo o un rea de terreno en reparacin se considera que reposa en el obstculo o en la condicin? La respuesta comienza con la consideracin prctica de que los postes de las vallas de propiedad se usan frecuentemente para determinar el fuera de lmites y cuando la valla est unida al lado del campo del poste, si el fuera de lmites estuviese fijado por el borde exterior del poste sera frecuentemente imposible mirar a lo largo de ella para determinar si una bola que est contra la valla est fuera de lmites o no. Adems, los postes de valla no estn siempre en la propiedad del club y si estn fuera del campo no son por tanto obstrucciones [Definiciones: Obstruccin].

 

Otras consideracin muy prctica es la probabilidad de que si las estacas de fuera de lmites se tratasen como obstrucciones, seran quitadas cuando interfiriesen con el golpe del jugador, salvo que estuviesen fijadas permanentemente en el suelo. Desafortunadamente, esa que es quitada no es siempre repuesta y una estaca que falte puede crear una condicin completamente distinta en el juego del hoyo para aquellos que juegan despus del que quit la estaca.

La solucin simple es por tanto colocar todos los marcadores de fuera de lmites fuera del campo asegurndose as un tratamiento consistente y prctico de la situacin. Y para los indicadores de obstculo de agua y terreno en reparacin, la lnea en si (ya sea pintada en el suelo o imaginaria entre dos estacas) establece el lmite exterior del obstculo o la condicin y una bola se considera que reposa dentro si cualquier parte de ella est dentro de sus mrgenes. Para la aparente contradiccin de por qu una bola tocando un lmite no se considera fuera de lmites pero una bola tocando un obstculo o cualquier otro margen se considera que est en el obstculo o en la condicin, no existe realmente contradiccin alguna. Una bola est fuera de lmites cuando ninguna parte de ella reposa en el rea en el que se permite el juego. Si cualquier parte de una bola reposa dentro de los lmites definidos del campo [Definiciones: Campo] est todava en juego y si cualquier parte de una bola reposa dentro de los mrgenes de un obstculo o un terreno en reparacin est en juego y afectada por las reglas que se aplican a ese rea.

 

La regla de los catorce palos se concibe usualmente como limitar al jugador a tener catorce palos en su bolsa. Si esta fuese la regla, sera completamente inadecuada para cumplir las implicaciones que se pueden producir. La Regla [Regla 4-4] pone el lmite al jugador de seleccionar sus palos antes de que empiece su vuelta y queda limitado a los palos as seleccionados, con ciertas excepciones. Por tanto, si un jugador se da cuenta despus de empezar de que lleva quince palos en su bolsa, la violacin no radica en el hecho de que hay un palo extra en su bolsa sino en el fallo de no haber hecho una correcta seleccin de sus palos antes de empezar.

 

Algunos golfistas piensan que es una ventaja jugar segundo desde el tee y que, por tanto, el ganador del ltimo hoyo debera tener la opcin de determinar el orden de juego. La evidencia de los primeros reguladores fue que el honor no estaba pensado para dar una ventaja a un jugador sobre otro en el juego del siguiente hoyo sino ms bien para establecer un procedimiento para que el juego pudiera continuar sin demora. Hay suficiente demora ya en el juego y la presente Regla [Regla 10-1a y en el juego por golpes 10-2a] por lo menos tiene la ventaja de establecer un procedimiento fijo. Adicionalmente, despus de que los jugadores han dejado el lugar de salida, todo semblante de procedimiento ordenado estara perdido si el jugador ms alejado del agujero no jugase antes [Regla 10-1b y 10-2b].

 

En el juego por hoyos, ya que puede haber a veces una ventaja definitiva en jugar fuera de turno, el jugador que est ms lejos tiene derecho a proteger sus intereses, si piensa que han sido puestos en peligro, cancelando inmediatamente el golpe fuera de turno de su contrario y requiriendo que sea jugado en el orden correcto [Regla 10-1c]. En el juego por golpes, el principio que protege los derechos de otros competidores en el campo se convierte en el factor gobernante y el golpe no puede ser repetido. No hay penalizacin en el juego por golpes salvo que los competidores se hayan puesto de acuerdo para jugar fuera de turno con el objeto de dar a uno de ellos una ventaja [Regla 10-2c].

 

El procedimiento requerido para dropar una bola [Regla 20-2a] es ciertamente simple y no existe rutina de ningn tipo requerida para colocar una bola [Regla 20-3]. Puede ser sorprendente por tanto saber que esta simple operacin ha trado de cabeza durante mucho tiempo a los que se preocupan por las Reglas. La dificultad no se refiere, sin embargo, al procedimiento sino a si el jugador drop o coloc bajo la regla correcta y en el lugar correcto, lo que sucedi con la bola despus y cualquier accin tomada a continuacin por el jugador. Desafortunadamente, cubrir completamente todas estas contingencias da lugar a una regla bastante larga. La Regla [Regla 20] necesita ser leda cuidadosamente prestando particular atencin al hecho de que cuando una bola ha sido dropada o colocada, usualmente se convierte en la bola en juego. Obviamente dropar y colocar, como el matrimonio, es un procedimiento que no se debe tomar a la ligera.

 

Muchos golfistas se confunden con el asunto general de parar bolas en movimiento y el mover bolas en reposo, por el jugador, su compaero, su contrario y su compaero competidor, o cualquiera de sus caddies y el equipo que transportan. De hecho, todo es bastante sencillo.

Cuando una bola en movimiento es detenida, no hay forma de estimar donde habra ido a reposar. Podra haber ido dentro del agujero o a un bunker. Como no hay forma de calcular la ventaja ganada por el bando responsable de detenerla o desviarla, si la parte culpable es el bando contrario, el jugador tiene la opcin de cancelar el golpe sin penalizacin y repetirlo [Regla 19-3]. Si es el bando del jugador el culpable, el jugador en el juego por hoyos pierde el hoyo [Regla 19-2a]7 y en el juego por golpes se le penaliza con un golpe y debe jugar la bola como reposa [Regla 19-2b].

 

Cuando la bola est en reposo, la situacin es mucho menos complicada porque la extensin del dao puede ser estimado y la bola repuesta. Se establece una penalizacin de un golpe para el bando que produce el movimiento y la bola se repone [Regla 18-2a y 18-3b]. Es interesante notar que cuando hay dos jugadores en el bando que es penalizado, cada uno jugando su propia bola, la penalizacin es contra el dueo de la bola movida cuando la bola es movida por un jugador de ese bando, pero contra el jugador causante del movimiento cuando la bola movida y el que la mueve estn en bandos opuestos. La razn para la diferencia es por supuesto obvia. En el primer caso la penalizacin debe ser contra el dueo de la bola que es el nico miembro del bando culpable que puede haber obtenido una ventaja. En el segundo caso es necesario penalizar al contrario por su negligencia.

 

7 En el caso de un partido cuatro bolas o mejor bola el jugador es eliminado del hoyo y su compaero se queda solo para terminar el hoyo.

 

Si un compaero competidor estuviese involucrado en la detencin o movimiento accidental de la bola en movimiento, no hay penalizacin ya que el compaero competidor es por definicin una causa ajena [Regla 19-4 y 18-4].

 

Las Reglas establecen una interesante excepcin a la penalizacin por mover la bola de su contrario. Cuando usted es lo suficientemente amable como para ayudarle a buscar la bola, slo es justo que no sea usted penalizado si la moviese accidentalmente durante su bsqueda [Regla 18-3a]. Sin embargo el propio jugador debe ser ms cuidadoso en su bsqueda y se le releva de penalizacin slo cuando est en un obstculo y cubierta de impedimentos sueltos o arena, cuando la bola est reposando en una condicin cubierta por la Regla 24 o 25 (obstrucciones y condiciones anormales del terreno) o cuando el jugador est tanteando en busca de ella en un obstculo de agua [Regla 12-1]. Esto puede parecer extraamente generoso en las Reglas, pero la razn para no penalizar al jugador es que bajo estas circunstancias podra ser imposible encontrar su bola sin moverla accidentalmente.

 

La bandera [Definiciones: Bandera] es una obstruccin [Definiciones: Obstruccin] pero, en la medida de que marca el objetivo hacia el que cada uno de los golpes se juega, es ciertamente nica. Esta complicacin de ser al mismo tiempo un objeto que no pertenece naturalmente al campo y tambin un objetivo altamente deseado ha resultado en tener una regla entera dedicada a la bandera [Regla 17]. La bola del jugador puede golpear la bandera sin penalizacin excepto en las siguientes instancias: cuando est atendida o mantenida en alto con su autorizacin o conocimiento; cuando ha sido quitada del agujero y dejada a un lado; y cuando est en el agujero sin atender cuando se ha jugado un golpe desde el green [Regla 17-3]. Los tradicionalistas todava se ofenden por el uso de la bandera como paragolpes pero la experiencia indica que cuando se usa as, favorece al jugador prcticamente lo mismo que lo perjudica. Quizs la bandera se ha convertido ms en un objetivo que en una obstruccin.

 

Las Reglas fijan un tiempo lmite en el que determinar si una bola que cuelga sobre el agujero caer dentro o no [Regla 16-1]: Para ser honesto, la mayora de los golfistas son incapaces de superar la frustracin de aceptar que un putt de menos de un centmetro es equivalente a un golpe completo. En la prctica, no debera existir tal dificultad. Si se examina la bola y no se observa movimiento alguno el jugador no tiene derecho a prolongar el examen con la esperanza o expectativa de que pase algo, sino que es requerido a continuar y completar el juego del hoyo. De acuerdo con esto, las Reglas permiten al jugador tiempo suficiente para alcanzar el agujero sin demora irrazonable y 10 segundos adicionales para examinar la bola y determinar si est en reposo. Si para entonces la bola no ha cado en el agujero se considera que est en reposo y el jugador debe proceder a completar el hoyo. Si la bola cae en el agujero despus de que el lmite de tiempo haya expirado se considera que el jugador ha embocado con su ltimo golpe y debe aadir un golpe de penalizacin a su resultado para el hoyo. Las Reglas no dan ninguna recompensa al retraso.

 

No se puede desarrollar ninguna competicin satisfactoriamente sin la cooperacin entre el Comit y los competidores. Los Comits tienen especial tendencia a ser descuidados al publicar informacin completa que cubra las condiciones bajo las que el evento se desarrolla [Regla 33-1].

 

Es importante que el Comit:

 

        elabore los horarios de salida y los grupos [Regla 33-3] y

        prepare tarjetas de resultados para el juego por golpes [Regla 33-5],

        establezca un procedimiento definitivo para deshacer los empates [Regla 33-6],

        decida done hacer los agujeros [Regla 33-2b],

        establezca un rea de prcticas [Regla 33-2c],

        defina con precisin todos los lmites y mrgenes [Regla 33-2a] y

        hacer todas las Reglas Locales necesarias [Regla 33-8].

 

El jugador por su parte debe enterarse de todas las condiciones publicadas por el Comit [Regla 33-1], averiguar su handicap [Regla 6-2], estar a tiempo en el primer lugar de salida [Regla 6-3] y en el juego por golpes comprobar y devolver una tarjeta de resultados correcta para l y su compaero competidor, si es su marcador [Regla 6-6]. Si el Comit no publica toda la informacin necesaria cubriendo las condiciones de juego, difcilmente puede hacerse responsable al jugador por no cumplir con ellas, de igual forma que el Comit no puede ser considerado responsable de la omisin del jugador de asesorarse sobre las condiciones publicadas.

 

Una de las ms tristes situaciones del golf se refiere al caso demasiado frecuente en el que un competidor en el juego por golpes ha firmado inadvertidamente y devuelto una tarjeta de resultados incorrecta. El total puede ser correcto pero, debido a una suma defectuosa, el intercambio de resultados entre dos hoyos, o el simple descuido, el resultado de un hoyo es menor que el realizado verdaderamente. No es casi nunca una cuestin de deshonestidad simplemente descuido. Desafortunadamente el Comit o las Reglas de Golf no pueden prestar ayuda. Debera estar el resultado correcto y el competidor es el nico que debe ser responsable de devolverlo [Regla 6-6d]. Quizs algn brillante psiclogo algn da ser capaz de explicarnos por qu un golfista dedicar das de prctica para ir a un torneo y certificar el resultado de todos estos esfuerzos sin perder sesenta segundos adicionales en comprobar su tarjeta.

 

La demora en el juego ciertamente viola un principio sagrado de la gente libre: el derecho equitativo de cada individuo a disfrutar del campo de golf [Regla 6-7].

 

 

EL JUEGO MULTIBOLA

 

La gran mayora del golf hoy en da se juega en partidos multibola [Definiciones: Bando, Modalidades en el juego por hoyos y Modalidades en el juego por golpes], principalmente cuatro bolas por hoyos, y sin embargo pocos jugadores van lo suficientemente lejos en el libro de Reglas para familiarizarse con las Reglas 30 y 31 y consecuentemente acaban confundidos cuando las Reglas bsicas para el juego por hoyo y por golpes no parecen cubrir las situaciones que les ocurren.

Debera recordarse que en el juego multibola hay ms de dos bolas y dos jugadores implicados; hay ms de dos bandos o si no, hay ms de una bola en al menos uno de los dos bandos, excepto que en el juego por golpes puede haber ms de un compaero competidor.

 

Las Reglas de Golf se aplican al juego multi bola tanto como se puede [Reglas 30-1 y 31-1], pero obviamente con tantas bolas y compaeros se necesitan algunas reglas especiales. Estas reglas especiales son la consecuencia lgica de las condiciones especiales. Por ejemplo, donde hay compaeros en al menos uno de los bandos, cada uno jugando una bola distinta, las bolas que pertenecen al mismo bando pueden ser jugadas en el orden que el bando considere oportuno [Regla 30-3b y 31-4] y si la infraccin de una regla por uno jugador sirve de asistencia a su compaero, ambos jugadores son penalizados, mientras que de otra manera la penalizacin se aplica slo al jugador [Reglas 30-3f y 31-8].

 

En el juego por hoyos mejor bola y cuatro bolas, cuando son detenidas bolas en movimiento o movidas bolas en reposo, las penalizaciones varan de acuerdo a quin es la parte culpable. Aunque los arreglos son bastante lgicos esta es quizs una de las situaciones ms complicadas en el juego multibola, y aunque se haya cubierto previamente en este captulo es de importancia suficiente como para merecer ms explicaciones. Cuando la bola es parada por el bando del jugador, slo el jugador adquiere la penalizacin de un golpe, ya que se presume que es el nico beneficiario [Reglas 19-2 y 30-3f]. Pero cuando cualquiera de los contrarios para la bola el jugador puede antes de que se juegue ningn otro golpe cancelar el golpe y repetirlo o elegir jugar la bola como reposa [Regla 19-3].

 

Cuando una bola es movida accidentalmente por cualquier de los compaeros, el dueo de la bola es penalizado [Regla 18-2a], pero cuando el bando contrario el que provoca el movimiento, slo el contrario culpable es penalizado [Regla 18-3]. En ambos casos la bola debe ser repuesta.

 

En tres bolas por hoyos, las penalizaciones quedan confinadas a los dos jugadores implicados en el caso de parar bolas en movimiento o de mover las que estn en reposo [Regla 30-2]. En lo que concierne al tercer jugador, su estatus con el que perpetra el crimen permanece invariable y slo consiste en una situacin de eventualidad en el juego para la bola que estaba en movimiento y sin sufrir ningn dao para la bola en reposo movida, ya que la bola debe ser repuesta.

 

Si la discusin sobre las Reglas multibola ha sido de alguna manera ms larga que la de otras Reglas, ha sido con la esperanza de obtener una mayor familiaridad con esta seccin olvidada del libro de Reglas.

 

 

 

20. REVISION ALEATORIA

 

Las complejidades del juego del golf exigen mucho del cdigo de Reglas que gobiernan su juego. Que el presente cdigo es adecuado a tan difcil tarea se puede acreditar al hecho de que las Reglas son el producto de siglos de experiencia y el sabio consejo de hombres cuyo amor por el juego les ha inspirado a proteger celosamente todas las caractersticas ms nobles de este gran deporte.

 

Cualquiera que ha dedicado su tiempo a estudiar las Reglas y ha tenido la experiencia de aplicarlas va a desarrollar una filosofa con respecto a su propsito y lo que deberan y no deberan intentar cubrir o cumplir. Es interesante notar que hay pocas variaciones en esta aproximacin a las Reglas entre aquellos cuyo conocimiento de las Reglas est basado en una larga y variada experiencia. Las diferencias de opinin se confinan a aquellos cuyo inters es nuevo o casual o aquellos que nunca se han enfrentado con el problema de esbozar las propuestas que tan confiadamente presentan.

 

Por ejemplo, el error ms comn en el que es fcil caer, incluso para aquellos con considerable experiencia, es sacar conclusiones sobre el procedimiento de una Reglas basndose en una situacin individual. El caso aislado hace una mala Reglas. La aplicacin es a la Reglas, y no al caso individual. Difcilmente haya una Regla en el libro que no est, en ciertas circunstancias, de alguna manera relacionada con casi todas las dems Reglas restantes, ya sea directamente en su aplicacin o indirectamente en el mantenimiento de un sentido de equidad o balance en el cdigo como un todo. Por lo tanto es ms importante considerar cualquier alteracin en una Regla dada por sus efectos en las otras Reglas ms que por su efecto en la situacin particular a la que se aplica.

 

Ms an, suena extrao decirlo, las Reglas no siempre tienen que ser lgicas, o por lo menos es demasiado esperar que lo sean. Hay siempre casos donde, para ser conformes con las Reglas que cubren situaciones antiguas o ms importantes, una Regla en particular puede no parecer ser totalmente razonable cuando se la considera por si sola.

La propuesta ms comn sobre las reglas es que deberan ser simplificadas y condensadas. Pero es ese mismo grupo que levanta esta apasionada apelacin a la razn suele ser muy a menudo expertos de vestuario que esperan que las Reglas proporcionen una respuesta a cada pregunta hipottica que su ingenuidad pueda inventar.

 

Las Reglas no slo deben servir como una gua para el jugador, sino que tambin sirven para responder las muchas cuestiones perplejas que los jugadores echan a las espaldas de los esforzados y concienzudos miembros del Comit a cargo del torneo. Un simple ejemplo puede servir para ilustrar la gran complejidad de situaciones que deben ser cubiertas por las Reglas, La bola de Willie ha sido movida. Qu hace Willie con ello y qu sucede con todos aquellos involucrados cuando la bola ha sido movida por el caddie de Willie, su compaero, la bola de su contrario, otra bola, durante la bsqueda, en el green, en un obstculo, en el lugar de salida, en cualquier otra parte, antes o despus de preparar el golpe, accidentalmente o a propsito, al levantarla o reponerla, al quitar una obstruccin o un impedimento suelto, al medir o cualquier otra circunstancia concebible; y adems, cmo se tratan todas estas circunstancias en el juego por hoyos, juego por golpes, individual, foursome, cuatro bolas, mejor bola, tres bolas y threesome; y finalmente cules son las definiciones para todas estas variadas situaciones y modos de juego?

 

Esos que favorecen un cdigo condensado parece que esperan que los problemas de Willie sern completamente contestados con un corto prrafo en el libro de Reglas. Las dificultades de Willie son reales, suceden frecuentemente pero desafortunadamente no pueden ser despachadas de forma breve y no es ni siquiera prctico hacerlo sin separar las distintas respuestas a travs del libro de Reglas bajo varias agrupaciones generales en las que las Reglas parecen dividirse naturalmente.

Por otra parte las Reglas pueden ser sobrecargadas y distorsionadas en el esfuerzo de cubrir todas esas raras ocurrencias de las que es objeto un juego como el golf. El difunto Mr. Richard Francis, uno de nuestros ms agudos expertos y autor de Golf - Sus Reglas y Decisiones, a menudo sugera que no deberamos preocuparnos por las cosas que ocurren slo una vez en cien aos o slo en el vestuario. El punto que Mr. Francis hizo tan correctamente es que el cubrir los eventos raros o hipotticos no slo recarga el libro y disipa la atencin sin conseguir nada valioso sino, lo que es ms serio, puede llevar a cambios desafortunados en las Reglas que se usan frecuentemente, con el objeto de cubrir un suceso muy excepcional para el que la aplicacin de alguna Regla resulta ser injusta.

 

Hay algunas cosas en el juego del golf que las Reglas no tratan de cubrir, Las Relas no son un cdigo moral sino que pretender servir como una gua para caballeros que juegan un noble deporte. Existe la historia del novato cuyo disfrute de un da de deporte haba sido hecho imposible por la deportividad de uno de esos raros inadaptados en golf. A la conclusin de la infeliz vuelta se volvi a su libro de Reglas pero, al no encontrar consuelo en l, pidi el consejo del experto en la materia del club. Despus de escuchar el triste relato, ese que todo lo sabe, remiti a su ignorante amigo a la Regla 35. Incluso el ms cuiidadoso examen del libro de Reglas impidi la aparicin de una Regla 35, as que el sediento de conocimiento volvi a su amigo letrado.

 

No, dijo el sabio en respuesta a la pregunta, la Regla 35 es una de las Reglas no escritas.

Y qu dice? Inquiri el nefito.

A lo que el infinitamente sabio respondi, al tiempo que se giraba sobre sus talones buscando un entretenimiento ms productivo:

No se juega al golf con sinvergenzas.

 

Es en efecto cierto que la tica del juego en golf es muy alta y que aquellos que no cumplen con este standard simplemente no reciben invitaciones a partidas amistosas o a competiro en eventos por invitacin. El deseo de hacer lo correcto es tan fuerte y tan universal en golf como para sacar a relucir la cuestin de por qu aquellos que fijan estos standards estn dispuestos, por su ignorancia de las Reglas, a mostrarse vulnerables a las mismas comisiones y omisiones en el correcto preceder por las que ellos condenan a sus acompaantes menos escrupulosos. Un jugador no debera ser excusado por su ignorancia de las Reglas. En un deporte como el golf, no cumplir las Reglas, debido a la ignorancia, solo puede servir para avergonzar a aquellos que estn mejor informados y para privarles del disfrute de un da de diversin.

 

 

 

21. JUEGA

 

Este pequeo trabajo habr cumplido su propsito si el lector que ha sobrevivido hasta este punto est ahora en posesin de dos nuevas pertenencias:

 

UNO: Un ms comprensivo conocimiento de las Reglas.

 

DOS: Una mejor habilidad para encontrar su camino en el libro de Reglas.

 

Esperando que estas dos nuevas adquisiciones aumenten el disfrute del juego por el lector, le dejamos con estas dos sugerencias a modo de conclusin:

 

UNO: Que el libro de Reglas comience a ser parte del equipo de golf del lector y sea consultado a medida que surjan cuestiones sobre las Reglas, en el juego o en una discusin, durante el transcurso de una vuelta.

 

DOS: Que el lector comparta su nuevo inters en el juego con sus compaeros de golf.

 

 

 

Apndice

 

El siguiente sumario de principios presentado en este libro se ofrece para conveniencia de aquellos que quieran revisarlos de una forma condensada:

 

LOS DOS GRANDES PRINCIPIOS

 

1          Juega el campo como lo encuentres. Captulo 5

 

2          Pon la bola en juego al comienzo del hoyo, juega slo tu propia bola

y no la toques hasta que la levantes del agujero. Captulo 6

 

 

LOS PRINCIPIOS OPERATIVOS

 

3          En el juego por hoyos, slo t y tu contrario estis involucrados

pero en el juego por golpes cada competidor en el campo tiene un

inters en el resultado de tu juego. Captulo 8

 

4 El jugador en el juego por hoyos tiene el derecho a conocer el estatus

de su partido en todo momento. Captulo 9

 

5 La penalizacin no debe ser menor que la ventaja que el jugador podra

obtener de una violacin de las Reglas en particular. Captulo 10

 

6          Situaciones similares deben ser tratadas de forma similar. Captulo 11

 

7          El caddie es un miembro del bando del jugador Captulo 12

 

8          Cuando es posible hacerlo, se debera garantizar el alivio por

interferencia que pueda ser injusta o ajena al partido del jugador Captulo 13

 

9          Excepto para el consejo de aquellos en su bando, el jugador debe

jugar su propio juego Captulo 14

 

10 Las condiciones en las que los jugadores juegan el campo deberan

ser los ms similares posible. Captulo 15

 

11      El jugador tiene derecho en todo momento a recibir suficiente

informacin para permitirle proceder con su partido de acuerdo

con las Reglas y el Comit tiene la responsabilidad de proteger los

derechos de todos los jugadores Captulo 16

 

12      Las Reglas no deberan tratar de abarcar lo excepcional. Captulo 17